Como crear un Fondo de Emergencia

¿No sería genial tener un Plan B entre ante cualquier problema? ¿Poder dormir tranquilamente por la noche porque tienes un “salvavidas” que te protege ante cualquier crisis?

Bueno, ¡tengo buenas noticias! Ese salvavidas se llama Fondo de Emergencia.

El fondo de emergencia es una reserva de tres a seis meses de gastos que se guardan para cubrir cualquier imprevisto como, por ejemplo, un accidente de coche, una visita al hospital, una avería en casa, etc.

La razón para tener un fondo de emergencia es simple: nunca se sabe lo que puede pasar. Y a nadie le gusta vivir a merced de los acontecimientos, ¿no?.

 

¿Por qué tener un Fondo de Emergencia?

Sabemos que es un desafío para construir una gran cuenta de ahorros, especialmente si estás tratando de pagar otras deudas…

Te entiendo perfectamente y sé que quizás quieras quitarte las deudas primero. Sin embargo, a pesar de que es difícil, debes considerar la construcción de un fondo de emergencia de todas formas.

En este post te cuento que ahorrar y pagar deudas es posible.

Aquí hay tres razones del por qué:

Para detener el ciclo: Nunca puedes pensar que las emergencias no sucederán. Cuando surgen problemas, tienes que solucionarlas rápido y seguir usando la tarjeta de crédito no es buena idea. Quizás estés a punto de pagar tus deudas cuando surge un problema con el coche y tengas que endeudarte de nuevo…

Los fondos de emergencia ayudan a detener el circulo vicioso.

Proteger a tu familia: Imagínate que te encuentras con una profunda deuda de tarjeta de crédito. Tienes problemas para realizar los pagos mínimos. Recibes una llamada de tu madre que dice que tu abuela está enferma y que podría morir pronto. El billete de avión para ir a verla cuesta 300€, y con una sensación de frustración, te das cuenta de que no te lo puedes permitir.

Los fondos de emergencia ayudan a evitar situaciones como esta. Son para aquellos momentos en que tu familia o tus amigos realmente lo necesitan. Para esos momentos en que el dinero no debería ser lo que te retenga.

Para volver a ponerte de pie: Incluso si tienes un seguro médico, puede que las facturas médicas sean caras. Cuando estás enfermo, no sólo tienes que pagar con las facturas, sino que quizás tengas que dejar de trabajar.

Los fondos de emergencia te ayudarán no sólo a cubrir los gastos médicos que necesites, sino que dará un cojín suficiente para poder recuperarte del todo.

Por otro lado, un fondo de emergencia te será muy útil si de repente pierdes tu trabajo o la caldera se rompe en invierno… ¡Nada te pillará desprevenido!

 

¿Cuánto debes ahorrar en tu fondo de emergencia?

Cuanto más estable sea tu situación económica y familiar, menos necesitarás en tu fondo de emergencia.

Si en vuestra familia contáis con dos ingresos o tienes un trabajo estable durante varios años, entonces un fondo de emergencia de tres meses probablemente esté bien.

Pero si es una familia con un solo ingreso, autónomo o tus ingresos son variables, entonces un fondo de emergencia de seis meses sería más convenientes. En el caso de que te quedarás sin trabajo, puede que no puedas hacer frente a tus gastos.

Si alguien en tu casa tiene problemas médicos crónicos que requieren visitas al médico o al hospital recurrentes, tener un fondo de seis meses también sería conveniente.

Incluso si tienes margen suficiente en tu presupuesto mensual para pagar la atención médica, sigue siendo un buen plan para estar preparado en caso de una emergencia mayor.

** Muchos expertos difieren en sus opiniones de cuánto debe tener en un fondo de emergencia, pero creo que todos podemos estar de acuerdo en que poner algo en uno es mejor que nada.

 

¿Cómo se crea un fondo de emergencia?

No es fácil, pero sí totalmente posible. Aquí te cuento cómo hacerlo realidad:

Determina cuánto necesitas

Para calcular la cantidad de dinero que tendrá tu fondo de emergencia de 6 meses de gastos, revisa tus gastos mensuales, súmalos y multiplicarlos por 6.

Es posible que ese número sea bastante grande, por ejemplo, entre 10.000€ y 20.000€. Que esto no te asuste, porque a estas cifras llegarás con el tiempo. Hay que empezar poco a poco.

 

Elije un punto de partida

Si quieres tener ya los 20.000€ ahorrados, te cansarás antes de empezar. Por eso es conveniente empezar en pequeño.

Un buen inicio sería establecer una cantidad puedas ahorrar en los próximos 3 meses. Dependiendo de tu situación, puedes empezar por 100€ o más (o menos) e intentar llegar como puedas hasta los 1.000€.

Elige una cantidad que no te agobie y puedas hacer frente.

 

Inclúyelo en tu presupuesto

Independientemente de la cantidad, fija esta cantidad para ser automáticamente redirigida de tu nomina o ingreso hacia tu cuenta de ahorro para el fondo de emergencia.

Te recomiendo que establezcas tu fondo de emergencia en una cuenta diferente de la que tienes para pagar las facturas. O incluso, un banco diferente al que ya utilizas.

Sea como sea, deposítalo en un lugar accesible, pero que no se mezcle con los gastos habituales.

 

Busca dinero extra

Si tienes un dinerillo extra, ¡mételo en tu fondo de emergencia! Pero si en tu caso no tienes ningún dinero extra, aquí te propongo algunas ideas para conseguirlo:

Pagas extra o bonificaciones: Cada vez que recibas una paga extra o bonus del trabajo o devolución de hacienda, su reembolso de impuestos, en lugar de gastarlo, ahórralo en tu fondo de emergencia.

Vende artículos que ya no utilices: La mayoría de nosotros tenemos por lo menos un armario lleno de cosas que nunca usamos. Coge las ganancias de lo que vendas (no importa cuán grandes o pequeñas sean) y ahórralas en tu fondo de emergencia.

Consigue un segundo empleo: Sé que no es divertido hablar de pluriemplearse, pero si lo ves necesario, podrías hacerlo. Piensa en algo que te guste hacer. O quizás puedas monetizar algún hobby que tengas.

Esas son sólo algunas de las cosas que podrías hacer para encontrar dinero extra.

No importa lo que haga para ganar dinero extra, siempre y cuando lo destines hacia tu fondo de emergencia.

 

Mis ingresos son pequeños. No puedo tener un fondo de emergencia 

Muchas personas han comentado que nunca podrían ahorrar suficiente dinero para construir un fondo de emergencia porque sus ingresos son muy pequeños.

Aunque el salario medio en España es superior, vamos a ponernos en un caso hipotético y supongamos que eres un mileurista.

Si destinas, aunque sea, un 5% de esos ingresos a tu fondo de emergencia, en un año podrías ahorrar: 600€. ¿Cómo saqué esos números? Veamos:

12.000 € / 52 semanas en un año = 231€ {redondeado}

231€ por semana * .05 = 12€ a la semana hacia la cuenta de ahorros

12 € por semana * 52 semanas en un año = 600 €

 

Creo que si quieres ahorrar dinero, podrás hacerlo. Si no, solo encontrarás excusas para no hacerlo.

No digo que ahorrar dinero sea fácil, pero si te mantienes constante con el tiempo conseguirás los resultados que deseas.

Todo lo que necesitas es un 5% para ayudarte a empezar y si el 5% es demasiado alto para ti, solo ahorra un 2%. Guarda algo, cualquier cantidad.

 

¿Dónde debo guardarlo?

Tu fondo de emergencia debe estar disponible en cualquier momento, lo que significa que tienes que depositarlo en un lugar al que puedas acceder fácil y rápidamente.

La mejor opción es una cuenta corriente simple que viene con una tarjeta de débito. De esa manera, puede pagar esos gastos imprevistos rápidamente.

 

¿Qué es una emergencia?

Cuando aparece un gasto repentino, puede parecer una emergencia, pero no siempre tiene por qué ser así.

Hay tres preguntas que debes hacerte para determinar si necesitas usar este fondo:

  • ¿Es inesperado?
  • ¿Realmente necesario?
  •  ¿Urgente?

Cuanto más respondas “sí”, más probabilidades hay de que sea una emergencia real y más justificado esté el uso del dinero del fondo de emergencia.

 

¿Qué significa el fondo de emergencia para tí?

Todos vemos el fondo de emergencia de manera diferente. Algunos se sienten más seguros teniendo el dinero en efectivo para cuando surjan los problemas. A otros les gusta más hacer algo con el dinero, como invertir.

Recuerda que, de todas formas, un fondo de emergencia siempre tiene una función:

Darte paz mental.

Simplemente, duermes mejor por la noche cuando tienes ese dinero ahorrado. ¡¡Y eso ya es una buena inversión!!

***

Ahora que ya sabes para qué es un fondo de emergencia, comienza a crear uno. Inclúyelo en tu presupuesto y empieza a ahorrar. ¿Lo mejor de todo esto? La increíble sensación de seguridad que sentirás al completarlo.

¿Y tu? ¿Ya tienes tu fondo de emergencia?¿Estas en el proceso de conseguir uno? ¡Cuéntanos tu experiencia en comentarios!

Opt In Image
SUSCRÍBETE
Recibe GRATIS la Guía Financiera Familiar

Un plan paso a paso para dar a tu familia todo lo que necesita.

Todo lo que me hubiera gustado saber cuando empecé mi familia.

¡Y es gratis!

 

Pin It on Pinterest