vete de vacaciones donde quieras - Ahorromania

(Esta soy yo en Tailandia, hace algunos años ;))

 

El verano es el momento perfecto para renovar tu presupuesto.

De hecho, yo siempre recomiendo que realices un profundo análisis de tus finanzas al menos dos veces al año. La temporada de verano es un periodo previo a la vuelta al cole y, por tanto, un momento estupendo para revisar tu presupuesto.

Esto es lo que necesitarás:

  • Tu hoja de Gastos
  • Calculadora
  • Los saldos de tus cuentas de ahorros
  • Tu plan de pago de deudas
  • La declaración de la Renta
  • Tu calendario (y el calendario escolar de tus hijos, si los tienes)

 

  1. Revisa tu presupuesto

Echa un vistazo a tu presupuesto o la hoja donde apuntes tus gastos e ingresos y comienza a hacerte las preguntas difíciles:

  • ¿Realmente necesito pagar la cantidad de ¿¿€?? para esto o lo otro cada mes?
  • ¿Hay algún gasto que no haya apuntado y deba incluirlo en el presupuesto?
  • ¿Qué puedo hacer para conseguir ahorros extra en mi presupuesto?
  • ¿Cuándo fue la última vez que pagamos el seguro del seguro de vida, salud, automóvil y/o hogar? ¿Podría valorar y pedir cotización a otras empresas para bajar el precio?
  • ¿Necesito hacer algún ajuste en el presupuesto que me gasto en el supermercado?
  • ¿Tengo ahorros suficientes?
  • ¿Cuánto he progresado en el pago de las deudas? ¿Cuánto me queda aun por pagar?

 

  1. Consigue dinero extra

Bueno, ahora que ya te has hecho estas preguntas y las has contestado, quiero que durante esta semana le dediques un poco de tiempo a pensar y tratar de encontrar maneras de aumentar el espacio en tu presupuesto.

Es decir, quiero que averigües qué gastos puedes recortar, ajustar o formas de aumentar tus ingresos.

En mi caso, una de las formas más rápidas y fáciles de conseguir mas holgura en mi presupuesto es revisando los seguros que tenemos cada año. Antes de que se acerque la fecha de pago, comparamos precio con otras empresas para conseguir rebajar el precio de los seguros y mantener las mismas condiciones o incluso mejorarlas, en algunos casos.

Por ejemplo, todos los años nos subían el seguro del coche y nunca dábamos un parte. Por eso, decidimos revisar, cada año, el precio del seguro y no conformarnos con lo que nuestra aseguradora nos ofrecía. Comparábamos precio con otras compañías y todos los años conseguimos bajar un poco el precio.

Otra forma sencilla de “encontrar” más dinero es pagar menos impuestos en la declaración de la renta.

Según la OCU, algunos trucos para pagar menos son los siguiente:

  1. Deduce y guarda los justificantes, ya que muchos gastos pueden suponer un recorte del IRPF. Asegúrate antes de nada de las deduccionesa las que tienes derecho, que varían en función de cada comunidad autónoma: es posible que puedas deducirte por la guardería de los hijos, gastos educativos, abono transporte público, ayuda doméstica, la instalación de dispositivos de ahorro de agua o energía, el alquiler, etc.
  2. Comunica los cambios que se produzcan en tu familia. La cantidad de retención a cuenta del IRPF depende entre otras cosas de las circunstancias familiares.
  3. Si tienes derecho a deducir por compra, amortiza hipoteca. Si compraste tu casa antes de 2013, se deduce el 15% de lo pagado para comprar la vivienda, sobre un máximo de 9.040 euros, si pagas menos de eso, o de 18.080 si lo pagas con tu cónyuge y declaráis por separado, te interesa amortizar anticipadamente una cantidad que llegue hasta ese límite y así se aproveche íntegramente la deducción.
  4. Cambia el salario en metálico por salario en especie. Algunas retribuciones están exentas de pagar IRPF, como por ejemplo, los seguros sanitarios para el trabajador, su cónyuge y sus hijos.
  5. Revisa tus gastos como profesional. Si pagas cuotas sindicales, cuotas al colegio profesional o si has tenido un pleito laboral y has pagado honorarios al abogado y procurador, esos gastos se deducen de los ingresos del trabajo, con lo que pagas menos por ellos.
  6. Ahora los donativos deducen más. Si haces donativos a ONG, fundaciones y entidades sin ánimo de lucro permite deducir más que el año pasado: se puede deducir un 75% sobre los primeros 150 euros, y un 30% sobre lo que exceda de esa cantidad (puede subir al 35% si es el tercer que donas a la misma entidad y cada la donación ha sido igual o superior a la del anterior).
  7. Vende primero los bienes más antiguos y con más ganancias (comprados o heredados como muy tarde el 30 de diciembre de 1994). Así se aprovechan los coeficientes de abatimiento al máximo, eso sí no tomes ninguna decisión sin haber hecho antes cálculos.
  8. Si eres arrendador, aprovecha. Si eres propietario de un inmueble en alquiler, puedes deducir de la renta sujeta a IRPF los gastos hechos para obtenerla: IBI, anuncios, agencia, seguros, comunidad… y también los gastos de reparación y conservación y los intereses de préstamos para la compra o mejora del inmueble (estos con un límite).
  9. Espera a cumplir 65 años si quieres transmitir tu casa. La ganancia que obtendrás estará libre de impuestos.
  10. Si tienes bienes. que vender, recuerda que las ganancias compensan las pérdidas… y viceversa: actúa en consecuencia.

**** ¡Si estás leyendo esto, “pero no tienes un presupuesto y no sabes cómo crear uno!”. Entonces pincha aquí para obtener mi guía gratuita para principiantes: Guía para Controlar tus Finanzas (y tu vida)

 

  1. Crea un plan para el dinero extra

Ya sabes lo que dicen acerca de no planificar:

“Fallar al planear es planear el fracasar”

Esto es totalmente cierto y aun más para ese dinero extra que has conseguido ahorrar en tu presupuesto.

Si no planeas lo que vas a hacer con el dinero extra ANTES de que realmente lo encuentres, entonces ¿adivinas, qué? Que probablemente, ese dinero se te vaya entre los dedos y desaparezca antes de que pueda incluso ponerlo en buen uso.

Así que ahora mismo, en este momento, decide dónde va a ir tu dinero extra:

  • ¿Va a ir hacia tu fondo de emergencia?
  • ¿Hacia el pago de la deuda?
  • ¿O va a entrar en el fondo para la jubilación?
  • ¿Tal vez usted quieras dedicarlo a algo más divertido, como unas buenas vacaciones este verano con tu familia?

No importa lo que quieras hacer con el dinero. Tan sólo asegúrate de que tienes un plan para él ahora mismo. De esta forma, cuando encuentres ese dinero extra, no permitirás hacer con él otra cosa diferente a lo que ya habías pensado

Seguirás tu plan.

 

  1. Cíñete al plan

Ahora, lo más importante es seguir el plan que te has planteado a rajatabla.

Si tu objetivo es pagar deuda, asegúrate de dirigir todo ese dinero extra hacia las desudas.

Recuerda que la única persona que puede controlarte, eres tú.

Tu tienes el mando y el poder de cumplir tus objetivos.

 

Claves para conseguirlo: resumen

Y en caso de que sólo estés ojeando este post, aquí están la claves resumidas de las cosas que necesitas hacer para conseguir renovar tu presupuesto este verano:

  • Busca y compara precios en los seguros que tengas contratados. Puedes ahorrarte bastante dinero cada año e incluso, ¡mejorar tus condiciones actuales!

 

  • Revisa tu declaración de la Renta. No te confíes y a la aceptes sin más. Si puedes aplicar algún truco (legal, por su puesto) para pagar menos impuestos (como te he indicado mas arriba), hazlo.

 

  • Mira tu calendario y planifica tu presupuesto en torno a los eventos que estén programados para que no te pillen desprevenido.

 

  • Haz un plan para ese dinero extra que consigas, una vez que hayas hecho los ajustes en el presupuesto.

 

  • Presta atención a cuánto tienes ahorrado y pregúntate si es suficiente.

 

¡Nada más!

***

 

Bueno, dinos: ¿con qué frecuencia renuevas tu presupuesto? ¿Cuál ha sido la mayor cantidad que has podido ahorrar? ¡Cuéntanoslo en comentarios!

Opt In Image
SUSCRÍBETE
Recibe GRATIS la Guía Financiera Familiar

Un plan paso a paso para dar a tu familia todo lo que necesita.

Todo lo que me hubiera gustado saber cuando empecé mi familia.

¡Y es gratis!

 

Pin It on Pinterest