Un truco raro para no gastar de más y seguir tu presupuesto

Mantenerse fiel a tu presupuesto es una de las partes mas difíciles de las Finanzas Personales. Incluso para aquellas personas que se mantienen firmes, se sientan cada mes a revisar su dinero y se fijan un presupuesto.

Yo también tuve que luchar contra esto. Me fijaba metas poco realistas para mí misma y me sentía fatal cuando no podía cumplir con ellas.

Por ejemplo, me establecí un presupuesto mensual de 400€ para los gastos de casa (comida, etc). Sabia que con esa cantidad podíamos hacer frente a todos los gastos y vivir bien, pero al final me saltaba el presupuesto y siempre me gastaba de más.

Lo peor es que no sabia como, siempre me pasaba lo mismo. Después, al revisar las cuentas, me sentía mal y me juraba a mi misma que el próximo mes lo haría mejor. Al final, siempre caía en el mismo circulo vicioso.

De vez en cuando, disponíamos de un dinero extra en el mes, por alguna paga extra o alguna venta puntual. Nos gustaba ampliar nuestro presupuesto con ese extra, como si fuera un bonus o un regalo. ¡Era motivador!

 

Comencé a notar un patrón inusual

Cuando establecía una cantidad superior en mi presupuesto de lo que yo creía que era razonable, me gastaba menos dinero ese mes, que cuando establecía una cantidad inferior de lo que realmente creía que necesitaría.

 

¿Confuso? Déjame explicarte

Si por lo general gastaba 600€ al mes en los gastos de la casa (comida, agua, luz, etc) y establecía un presupuesto para el próximo mes de 500€ para ahorrarme 100€, casi siempre me saltaba el presupuesto me gastaba más de los 600€.

Si por lo general gastaba 600€ en los gastos de la casa (comida, agua, luz, etc) y establecía un presupuesto para el próximo mes de 700€, casi siempre me gastaba menos de 600€ (en alguna ocasión he bajado a 350€ o 400€!) A pesar de tener más dinero para gastar en la cuenta.

Así que, cuando establezco un presupuesto que me permita gastar de más, en realidad, ME GASTO MENOS,….¡bastante menos!

 

Raro, ¿verdad?

Cuando me pongo un presupuesto limitado, me siento estresada y agobiada. Me preocupa no llegar a cumplir mi objetivo, y pasarme de esa cantidad. Un pequeño error (como olvidarte la comida o el tupper en casa y tener que comprarte otro en la oficina), me hace sentir como si me estuviera fallando a mi mista y en realidad, no pudiera hacer lo que quisiera.

 

Sientes que has fracasado

El problema no es el presupuesto, es mi actitud.

Cambiar un presupuesto es mucho más fácil que cambiar una actitud. Hay que cambiar el entorno, no a las personas. Podría tardar años en cambiar mi actitud y ni siquiera sé si lo conseguiría. Pero utilizar algún truquillo psicológico y engañarme a mi misma para obtener los resultados deseados, me funciona.

He utilizado truquillos como este en diferentes aspectos de mi vida, como mejorar mi salud y dejar de comer fuera tanto.

Cuando establezco un presupuesto sobre lo que sé que puedo gastar, me siento capaz y motivada para «ahorrar» tanto como pueda. Me encanta ver como a final de mes, he conseguido ahorrar 200€ en comida, por ejemplo.

Siento que estoy avanzando.. Eso me motiva a seguir ahorrando tanto como me sea posible.

Si, por lo que sea, tengo un pequeño error, sé que no será tan terrible y podré seguir adelante.

¡Y eso es solo “la mitad de la batalla”!. Pero, ¿realmente es tan difícil ahorrar?

Los problemas que mucha gente tiene con seguir un presupuesto, no se encuentran en los cálculos. Sino, en el hecho de conocerse a uno mismo y a como se responden hacia aquello que te rodea.

Siempre hay que tratar de mejorar nuestras actitudes y aquello que no nos guste de nosotros mismos, pero tu entorno también influye en tus acciones. Si cambias tu entorno, también podrás cambiar tu.

Solo se trata de conocerte bien y encontrar formas de ayudarte a obtener el resultado que deseas.

 

Bonus: Más ideas para mejorar tu entorno, planificarte y ¡conseguir ahorrar más!

En el blog podrás encontrar otros post que te ayudaran a conseguir tus objetivos financieros:

  • Guia para dejar de gastar: Prepara tu mente y tu entorno para conseguirlo: Este post forma parte de un mini curso sobre técnicas para reducir tus gastos y conseguir ahorrar de forma consistente. En el te ofrezco trucos para anticiparte a las dificultades de ahorrar y lidiar con tu entorno.
  • Simplifica tus finanzas en 3 pasos: Las finanzas pueden ser complicadas, especialmente si tiene diferentes flujos de ingresos, varias deudas, e incluso herencias, inversiones y otros elementos financieros. Simplificar el proceso es realmente importante.
  • Piensa como un millonario: ¿Por qué ellos son ricos y tu no? ¿Qué tienen los ricos que tú no tengas? Las claves están es su forma de pensar. Cambiar la forma que tenemos de pensar acerca del dinero es el primer paso para conseguir riqueza.
  • 3 trucos para planificar el menú semanal (para gente sin tiempo que perder): Con estas 3 sencillas estrategias, planificar tus menús será coser y cantar. Ahorrar en comida y mejorar tu salud, será mas fácil que nunca ¡Perfectas para las familias ocupadas!

***

¿Y tú? ¿Eres de los que se mantiene firme en su presupuesto?¿O necesitas algún truquillo psicológico para conseguirlo? ¡Cuéntanos!

Pin It on Pinterest