¿Necesitas dinero rápidamente? ¿Tienes una emergencia que no puede esperar?…

La lavadora se te ha roto y necesitas llamar a un técnico. Se te ha pinchado una rueda del coche. Tu perro ha comido algo en mal estado… y te encuentras con una factura exorbitante del veterinario.

Todas las “emergencias monetarias” pueden venir cuando menos te lo esperas y cuando ocurre ¿te sientes mal y el miedo te invade?

¡Que no cunda el pánico! ¡Todo tiene solución! Tan solo tienes que seguir unos pasos que te ayudarán a resolver el problema, ¡hoy mismo!

Esto es lo que debes hacer si necesitas dinero YA…

Paso 1: Determina el problema – ¿Se trata de una verdadera emergencia?

Si el problema es que no puedes pagar tus facturas del mes, entonces debes replantear tu presupuesto y ajustarlo para poder solucionar este problema. Tienes que platear un plan de acción para los siguientes meses.

Si te enfrentas a una verdadera e inesperada emergencia, primero debes determinar cuánta importancia tiene el problema en cuestión. Esto puede ser un verdadero desafío. A veces las cosas parecen más importantes de lo que son, pero ¿realmente son una emergencia que no puede esperar?

Por ejemplo, estos casos, podrían parecer emergencias, pero en realidad no lo son:

  • Nos vamos de vacaciones con amigos.
  • Le prometí a mi hija un ordenador portátil.
  • Necesitamos comprar regalos de Navidad.
  • Me han invitado a una boda.

**Si tienes dificultades para determinar si realmente se trata de una emergencia o no, quizás necesites una opinión externa. ¡Estaré encantada de ayudarte! Mi correo está siempre abierto: info@ahorromania.com

No quiero sonar brusca. Simplemente quiero decir que, sólo porque algo parezca “urgente”, no significa que no puedas hacerlo o no puedas asistir. Todavía puedes ir a la boda y comprar solo algunos regalos de Navidad. No tienes por qué decir “no”, pero puede que tengas que ajustar tus planes o tus expectativas.

Piensa ideas más baratas, encuentra una manera de planear para el futuro y generar un poco de dinero adicional. No creo que tus amigos y familiares quieran que te endeudes simplemente por hacer más regalos o asistir a diferentes actividades.

 

Paso 2: ¿Puedes reducir el coste?

Hazte esta pregunta: ¿Hay una manera de reducir el coste del problema? Dependiendo del caso, quizás debas consultarlo con algún experto. Por ejemplo, ¿puedes dejar el coche sin reparar hasta el próximo mes? Puede que el coche no se vea muy bonito, pero te permitirá seguir circulando.

¿Puedes negociar una opción o servicio más barato para resolver temporalmente el problema? Si eso no es posible, ¿puedes solicitar un plazo de 15 días o permitirle pagar dentro de unas semanas? Algunas empresas tienen servicios habilitados para estas ocasiones, y pueden darte algunas facilidades si no puedes pagar en ese momento.

Por otro lado, algunos servicios de hogar, veterinarios o talleres, tienen líneas de crédito o tarjetas que tratarán de ofrecerte como opción de pago. Di no a todo esto. Esto es lo que probablemente te llevó a esta situación, por lo que no caigas en la misma piedra. Es el momento de ir un paso más allá y comenzar a resolver los problemas, que no implique necesariamente pasar una tarjeta de crédito y endeudarte más.

 

Paso 3: ¿Puedes ajustar tu presupuesto?

Sin que se convierta en costumbre, ¿podrías ajustar tu presupuesto para solucionar esta emergencia? Esto podría significar un cambio importante y un buen ajuste… pero el objetivo es “comprar un poco de tiempo”. Revisa las áreas en las que puedas recortar durante los próximos meses.

Si cancelas algún plan o comes en casa, en lugar de salir fuera durante unas pocas semanas, ¿podrías compensar el coste? ¿Hay alguna suscripción que puedas cancelar? ¿Puedes apañarte con lo que tienes en la despensa durante el próximo mes, hasta que puedas compensar el gasto?

 

Paso 4: Utiliza el Fondo de Emergencia

Si has estado revisando tu presupuesto, tienes un fondo de emergencia, has determinado que es VERDADERAMENTE una emergencia (el crédito sería tu única opción), ya has reducido los gastos temporalmente tanto como es posible y todavía no llegas a reunir todo el dinero… Entonces, podría ser el momento de utilizar el fondo de emergencia para cubrir parte del gasto.

El fondo de emergencia debe ser tu último recurso. Hay que utilizarlo para una verdadera y verdadera emergencia.

Desafortunadamente, las emergencias ocurren en la vida. Las cosas vendrán en el peor momento, y tendrás que utilizarlo para solucionarlas.

El fondo de emergencia no es sólo una cuenta de ahorro para las cosas que surgen o deseas hacer. Se trata de un recurso que te permite solucionar los problemas y mantenerte en equilibrio, sin tener que endeudarte más.

 

Paso 5: ¿Qué pasa si NO tienes un Fondo de Emergencia?

Si te estas enfrentando a una situación realmente mala y no tienes un fondo de emergencia, entonces tendrás que tratar de sobrellevar la situación lo mejor posible. Traza un plan de pago. Si no hay otra salida, haz lo que tengas que hacer y reduce los daños.

 

Paso 6: “No puedo conseguir un aplazamiento del pago. ¿Y ahora que?”

Una buena opción sería poder retrasar el pago, es decir, conseguir tener un margen para conseguir dinero y resolver el problema rápidamente.

Otra, sería hablar con tu jefe y preguntar si puedes hacer horas extra.

Si nada de esto es posible, ¡entonces habrá que pensar otra cosa y ser creativo!:

  • Puedes hacer encuestas de mercado (depende de tipo de empresa, pero suelen pagar entre 40 o 45€ por dos horas).
  • Busca debajo del sofá, o en el fondo de los cajones. Quizás encuentres algo de calderilla ;P
  • Si necesitas dinero rápidamente, una de las soluciones más rápidas es vender algunas cosas que no necesites. ¿Tienes ropa de bebe, juguetes, en buen estado que ya no se utilicen? Puedes venderlos por en Percentil o Wallapop o Vibbo.
  • ¿Tiene algún artículo de coleccionista o de lujo? En eBay, puedes vender ropa como abrigos, zapatos, e incluso camisetas de concierto o recuerdos deportivos.
  • Si tienes videojuegos antiguos, puedes llevarlos a alguna tienda de videojuegos y obtener algo de dinero.

Si realmente necesita dinero ahora, EVITA lo siguiente:

  • Vender en eBay (si no tienes calificación).
  • Crear manualidades para vender (si no las has vendido antes).
  • Comprar artículos usados para restaurar o revender.
  • Probablemente, tampoco sea el momento de iniciar un negocio en Etsy y esperar a que lluevan los pedidos.

Por otro lado, PUEDES preguntar a tus familiares, amigos o vecinos, si alguien está buscando ayuda extra:

  • Para trabajar cuidando niños
  • Dando clases particulares
  • Cuidando mascotas
  • Ayuda doméstica…

Paso 7: Reflexiona y Sigue adelante

Ahora que ya has superado la crisis financiera, es hora de empezar a pensar la forma de que esto no vuelva a suceder. No me refiero a las emergencias. Por desgracia, seguirán ocurriendo y formaran parte de tu vida. Me refiero a crear un plan para poder actuar en estas situaciones, que no te pillen desprevenido y sin margen para poder hacerle frente.

Revisa tu presupuesto y tu plan.

Busca nuevas maneras de ganar más dinero desde casa para ayudar a superar el bache y llegar a fin de mes.

Si en este momento, no tienes un presupuesto sólido, puedes iniciarte con la Guía para Controlar tus Finanzas (y tu vida) para empezar uno y empezar a tener mayor seguridad financiera.

***

Los problemas nos hacen aprender. “Lo que no te mata, te hace más fuerte”. ¡Cada uno es una nueva oportunidad para mejorar y acercarte más a tus objetivos financieros!

A lo largo de los años, he aprendido que solucionar los problemas por tus propios medios es lo mejor. Evita depender de los demás, todo lo que puedas. No cojas el camino fácil y pidas prestado.

Tú puedes hacerlo. Y yo puedo ayudarte 🙂

Pin It on Pinterest