Dinero en efectivo-Ahorromania

¿Has notado que la gente ya casi no paga con dinero en efectivo?

Para pequeñas y grandes compras, los consumidores prefieren los pagos con tarjeta de crédito o las aplicaciones para compartir dinero.

Según el último Barómetro de Pagos Digitales de Mastercard, que analiza los datos de 2017, el 29,5% de los consumidores digitales ya pagan con el móvil en las tiendas físicas. Además, el 86 % de los consumidores de entre 18 y 34 años, ya utilizan dispositivos móviles para realizar transacciones o consultas financieras.

Quizás tú seas de aquellos que prefieren la tarjeta al efectivo. Este enfoque puede agilizar tu vida financiera, especialmente si la mayoría de tus pagos importantes son electrónicos. El efectivo ocupa espacio en la cartera y es más fácil de perder.

David Wolman, autor de El Fin del Dinero, predice que pronto tendrá lugar una sociedad sin dinero en efectivo, donde se usen nuevas herramientas de pago, una mayor dependencia de los teléfonos móviles, y “el aumento de monedas virtuales y alternativas” como algunas tendencias futuras.

La economía de Suecia ya se ha liberalizado prácticamente del efectivo, a través de tarjetas de débito y una popular app de pago llamada Swish.

En China se paga todo con el teléfono. Las pocas tarjetas de crédito que se dejan ver allí por los mostradores suelen estar en manos de extranjeros.

Entonces, ¿deberías dejar de llevar efectivo?… Como todo, tiene ventajas y desventajas.

 

¿Por qué ir sin dinero efectivo?

Protección contra robos

En el caso que pierdas la tarjeta de crédito, te la roben o si alguien accede a tus cuentas bancarias, tienes opciones de solucionar el problema. Puedes reemplazar la tarjeta o cancelar el pago. Los usuarios de tarjetas de crédito están protegidos contra el fraude a través de la Ley de Servicios de Pago.

Por otro lado, todos hemos perdido dinero en efectivo en algún momento de nuestras vidas y el dinero perdido, normalmente, es difícil de recuperar.

Tienes un registro compelo de las transacciones

Con los pagos electrónicos, tienes un registro automático de cuánto has gastado y dónde. Planificar tus finanzas es más fácil cuando puedes ver todos tus movimientos.

Al pagar en efectivo, tienes que hacer tu mismo el seguimiento de tu dinero. También, puedes no hacerlo y preguntarte dónde fue todo ese dinero.

Beneficios y bonificaciones

Existen empresas que ofrecen beneficios cuanto más uses las tarjetas de crédito o débito. Por ejemplo, millas de viaje, descuentos, etc. Algunas apps, como la aplicación de Heyplease, que permite pagar con dispositivos móviles en bares y restaurantes de la Comunidad de Madrid, ofrecen descuentos y recompensas por compras frecuentes.

Comodidad

¡No más colas en cajeros automáticos!

Los pagos con tarjeta se vuelven especialmente útiles cuando viajas. Si estas en un momento complicado, pagar con tarjeta o con una aplicación puede ser un salvavidas.

 

¿Por qué no ir sin dinero en efectivo?

Gastas de más

Inconscientemente, la gente piensa de forma diferente en las tarjetas de crédito y el efectivo. Cuando pagas electrónicamente, es fácil pensar que tienes acceso a más dinero y es gastar más. Algunas aplicaciones para compartir dinero también cobran cargos. Por ejemplo, pagar el SER (Servicio de Estacionamiento Regulado, de Madrid) con la app, ahora tendrá recargos.

Por otro lado, los que gastan con moneda tangible (como el efectivo) encuentran más fácil quedarse dentro de los límites de gasto. Y es menos probable que encuentren sorpresas más tarde.

Alguien podría acceder a tus datos

A pesar de las medidas de protección contra el fraude, ningún lugar está exento del acceso de piratas informáticos. Ningún lugar está completamente asegurada contra el robo. Por ejemplo, Apple Pay permite a los clientes introducir información de tarjetas de crédito en iPhones sin proporcionar verificación adicional. Hay que ser muy cuidadoso de dónde y cómo transmites tu información.

La privacidad es relativa

Los pagos electrónicos y las tarjetas de crédito envían datos personales al ciberespacio. Por ejemplo, puedes recibir publicidad de Google en función de lo que compres. Y la cartera móvil Android Pay puede acceder a tus consultas de búsqueda. Echa un vistazo a la política de privacidad de cada servicio para ver a qué información puede acceder y cómo se utiliza.

No se pueden hacer compras pequeñas

Algunos vendedores todavía tienen mínimos para pagar con tarjetas de crédito o una política de sólo efectivo. Algunos bares o pequeños comercios son un buen ejemplo. Otros servicios locales, como lavanderías, también pueden requerir dinero en efectivo.

Dependiendo de dónde te encuentres, podrás usar una opción u otra.

Los métodos electrónicos no son perfectos

La batería del teléfono podría morir, dejándote sin tu aplicación de gastos. El datáfono de una tienda podría estar inactivo.

En esos casos, y otros, el efectivo podría ahorrarte el mal rato.

 

Alternativas al efectivo

El 93% de los españoles espera realizar pagos digitales en sus dispositivos de forma habitual antes de 2020, según el último estudio de Visa sobre pagos digitales.

Hoy en día, llevar dinero en efectivo no es algo imprescindible para hacer nuestras compras. El futuro está aquí y nos trae diferentes alternativas para pagar y utilizar nuestro dinero de una forma más cómoda.

Aquí te muestro algunos ejemplos:

Pagos P2P

Las aplicaciones P2P te permiten enviar dinero a otro usuario con la misma aplicación. Estos servicios están diseñados para transferir dinero entre amigos y miembros de la familia más rápidamente que hacer un cheque.

PayPal y Google Wallet son algunas de las aplicaciones P2P más comunes. Cada servicio funciona ligeramente diferente, con sus propias ventajas y desventajas.

Carteras digitales

Las carteras digitales o móviles son similares a una tarjeta de crédito. Conecta la cartera a su cuenta bancaria y paga con un toque o un golpe en las tiendas adheridas.

Google Wallet (también una aplicación P2P) es uno de los más conocidos. Otras opciones incluidas son Visa Pay, Apple Pay, Samsung Pay y Android Pay. En España, solo unos pocos bancos están adheridos a estas aplicaciones.

Se recomienda, que antes de usar una cartera móvil, configures un software antivirus y una contraseña única para protegerte contra el delito cibernético.

Tarjetas de crédito y débito

De momento, las tarjetas de crédito y débito son las alternativas de efectivo más utilizadas. Gracias a los lectores de chips, estas opciones se presentan como las más seguras.

Mientras que con las tarjetas de débito te aseguras de que nunca gastarás más dinero de lo que tienes en tu cuenta bancaria, con las de crédito hay que tener más cuidado. Si no eres disciplinado, puedes gastar más de lo que quieres y después, pagar los intereses.

Firmas biométricas (¿en un futuro próximo?)

¿Es posible que en un futuro próximo usemos marcadores biológicos únicos, como por ejemplo: reconocimiento facial, huellas dactilares, escáneres de iris; para hacer nuestras transacciones?

Empresas como IBM están investigando el pago a través de la huella digital, o Pay by Touch. Japón ya está utilizando cajeros automáticos biométricos.

Quizás, estos métodos de pago limiten o eliminen el robo de identidad (y la posibilidad de olvidar su tarjeta).

***

El futuro nos trae nuevas formas de utilizar nuestro dinero

¿Tú que piensas? ¿Qué ventaja o desventaja tiene para ti llevar dinero en efectivo? ¿Qué método prefieres para hacer tus compras?

Opt In Image
SUSCRÍBETE
Recibe GRATIS la Guía Financiera Familiar

Un plan paso a paso para dar a tu familia todo lo que necesita.

Todo lo que me hubiera gustado saber cuando empecé mi familia.

¡Y es gratis!

 

Pin It on Pinterest