Brujula

Ahora que ya has creado tu presupuesto, es el momento de centrarse en ponerlo práctica con un sistema que gestione tu dinero de forma eficaz. No es complicado, ¡ya verás!

Se trata simplemente de crear un sistema que te permita tener una visión detallada de tus finanzas para saber exactamente todo lo que gastas y lo que podrás gastar en el futuro. De lo contrario, si no realizamos un seguimiento, sería demasiado fácil olvidarnos del presupuesto y desviarnos de nuestro camino.

“Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre” Sir William Thomson, Lord Kelvin.

Así que, vamos a hablar un poco más sobre lo que un buen sistema para gestionar tu dinero puede hacer por ti y ¡cómo crear uno!.

 

Seguimiento en tiempo real

Dave Ramsey, un gurú de finanzas personales muy famoso en USA, dice que la mejor manera de controlar tus gastos es a través del Sistema de sobres (post, video).

¿Cómo funciona? Muy simple, una vez que cobras tu dinero, lo sacas y lo repartes en diferentes sobres para destinarlo a diferentes gastos según tu presupuesto.

Si eres de los que les cuesta ahorrar y utilizas la tarjeta de crédito indiscriminadamente, este sería tu sistema. Sin embargo, a mí no me funcionó del todo. No me siento muy cómoda llevándome todo el dinero en un sobre dentro del bolso cada vez que tengo que comprar algo…

En lugar de eso, te propongo uso un sistema un poco más modern :). En lugar de coger los gastos totales que hemos analizado en la hoja de presupuesto y separar las cantidades en efectivo en sobres, pon cada concepto en columnas en una hoja. Se trata, simplemente, de crear un espacio que registre el proceso de gasto y ahorro.

Esta hoja debe recoger todas las categorías de gasto que creaste en tu presupuesto, donde el resultado final siempre debe ser igual a lo que aparezca en tus cuentas del banco. El objetivo es realizar un seguimiento de todos tus gastos en tiempo real. De esta forma, ¡tienes controlado tu dinero en todo momento!

Así que, coge tu hoja de presupuesto e imprime los pdf que te proporciono aquí.

Este será probablemente el paso más importante de todos, así que léelo con cuidado. Estamos a punto de entrar en harina. ¿Preparado? ¡Te aseguro que el esfuerzo merecerá la pena! 😛

 

Cómo realizar el seguimiento de tu cuenta

  1. «Traspasa» todas tus categorías de la hoja de presupuesto a las hojas de registro de Cuenta Corriente y a la de Cuenta de Ahorros. Escribe todos los conceptos en la fila superior. Para decidir dónde poner cada categoría de gasto, hay que tener en cuenta dos cosas:
  • La hoja de Cuenta Corriente debería recoger las categorías que son más fáciles de acceder (por ejemplo, las compras que tienes previsto hacer cada semana o cada dos semanas).
  • Puedes utilizar categorías más amplias, o subcategorías según el grado de detalle que quieres para hacer el seguimiento.

A mí me gusta usar grandes categorías porque, me aporta la flexibilidad de poder gastar lo que necesite dentro de lo que haya presupuestado en esa columna. Por ejemplo, podría gastar más en comidas fuera de casa y menos en el supermercado, y mientras me mantenga bajo lo estipulado en la categoría “Alimentación”, la cosa irá bien.

Sin embargo, hay que tener cuidado al trabajar con categorías que contengan gastos fijos y variables. Los gastos variables podrían, fácilmente, cortar los gastos fijos (por ejemplo, los gastos en mejoras del hogar Vs los pagos de la hipoteca). En este caso, lo mejor es mantenerlos separados, aunque los dos se refieran a gastos del hogar.

(Pincha en la imagen para verlo mejor)

guia 5

  1. Determinar cuánto dinero vas a “depositar” en cada una de estas columnas. Si tu presupuesto fue creado originalmente con cifras mensuales mensual, ahora puedes recalcularlo en cifras menores dependiendo de la frecuencia con recibas tus ingresos.

Si te pagan quincenalmente, divide tus categorías mensuales entre 2. Si el pago es semanal, divídelo por 4. Entonces, cada vez que recibas tu nómina o ingreso, lleva esas cantidades equivalentes a cada una de las columnas y agregarlo al total final.

Si tus ingresos varían mucho de mes a mes o no sabes exactamente si cobrarás una semana o la siguiente, tratar de pensar como si tuvieras un sueldo fijo y trata de distribuir la misma cantidad entre las diferentes columnas cada mes.

guia 5 2

  1. Escribe un balance inicial basado en las cantidades presupuestadas en tu hoja de presupuesto y en las últimas facturas. Realmente puedes poner las cifras que quieras, pero yo te recomendaría empezar con las cantidades previamente presupuestadas para hacerlo más fácil.

Recuerda, que el objetivo es tener la misma información en la hoja que utilicemos y en la cuenta corriente o la cuenta de ahorros. No te preocupes si te ha quedado un montón de dinero en la columna “Sobrante”. ¡Hablaremos de todas las cosas que podemos hacer con ello en el próximo post!

guia 5 3

Ahora que tu sistema está preparado, puedes empezar a utilizarlo ya.

 

Cómo hacer el seguimiento de la Cuenta Corriente

Cada vez que realice una compra o un gasto, saques dinero o ingreses en tu cuenta corriente o de ahorro, resta o añade las cantidades que sean en las columnas correspondientes.

guia 5 4

Hacer el seguimiento de tu cuenta corriente te sirve para saber el dinero que puedes gastar, a la vez que evita que te saltes el presupuesto. Al menos, si lo haces, ya eres consciente de lo que hay J. Puedes llevar este registro en el bolso. De esta forma, sabrás en cualquier momento cuánto puedes gastar en alimentación, ropa, etc. O cualquier compra que tengas que hacer.

Una de las ventajas de este sistema, es que te ayuda a evitar hacer compras a crédito de forma innecesaria, ya que tienes un plan y eres consciente de tu situación financiera. Por otro lado, otro de los beneficios que ofrece este sistema es la capacidad de poder usar las tarjetas de crédito.

Uso de tarjetas de crédito en tiempo real

Las tarjetas de crédito pueden utilizarse cuando no dispones de efectivo disponible o para diversas compras, por ejemplo, cuando compras algo online. He incluido una columna para registrar los conceptos de la tarjeta de crédito, para registrar los movimientos, como si fuera dinero en efectivo.

Cuando hagas un pago con la tarjeta, saca la cantidad que te hayas gastado de la columna que sea y transfiérela a la columna de la tarjeta de crédito, donde este dinero será “retenido” hasta que te hagan el cargo en el banco. Así, cuando nos pasen en cargo de la tarjeta de crédito, siempre dispondrás del dinero suficiente para cubrir el gasto.

Puede parecerte un buen método para usar las tarjetas de crédito, pero hay que tener mucho cuidado y evitar hacerlo si ya acumulas deuda con la tarjeta. En ese caso, deberías enfocarte primero en pagar la deuda y no aumentar el problema.

guia 5 5

¡¡¡Uf!!! ¿Demasiada información para un post? ;P… Bueno, ahora ya sabes exactamente cómo funciona un sistema para presupuestar.

No te desanimes si ves que es demasiado y necesitas tiempo para asimilar todo lo que te he contado. Una vez que cojas la rutina de hacer el seguimiento diario, semanal o mensualmente, se convertirá en algo natural que te saldrá solo. ¡Créeme!

En el siguiente post, hablaré sobre cómo este sistema te ayudará a alcanzar todas tus metas de ahorro. Da igual cuáles sean: quitarte las deudas, ahorrar para las vacaciones, comprarte un coche nuevo, hacer reforma en casa… Las posibilidades son infinitas, porque sabrás exactamente todo lo que necesitas para conseguirlo.

***

Este puede ser un buen sistema para empezar, aunque ¡hay muchos más¡.¿Cuál es el tuyo?

 

Opt In Image
SUSCRÍBETE
Recibe GRATIS la Guía Financiera Familiar

Un plan paso a paso para dar a tu familia todo lo que necesita.

Todo lo que me hubiera gustado saber cuando empecé mi familia.

¡Y es gratis!

 

Pin It on Pinterest