Brujula

La vida pasa muy deprisa. Hay mucho que hacer y parece que nunca hay suficiente tiempo NI DINERO para hacerlo todo. Si no somos cuidadosos y no nos organizamos bien, se nos habrá pasado el tiempo sin darnos cuenta, estaremos viejos, cansados y frustrados por no haber conseguido nuestros sueños.

No existe una fórmula mágica para detener el tiempo, ni reducir su velocidad, ni para ganar más. Sin embargo, existen formas de organizarse y trabajar más inteligentemente, más rápido y más eficiente si lo hacemos con sentido y propósito.

Por eso, he creado esta guía que tiene como objetivo ayudarte a tomar el control sobre tus finanzas personales.

No necesitas invertir en softwares caros. Solo necesitas leer los siguientes post, donde aprenderás cómo realizar un presupuesto completamente desde cero. En cada uno, incluyo imprimibles y otros recursos gratuitos para ayudarte a lo largo del camino.

Esta guía no arreglará tu vida, pero te ayudará a saber dónde están los problemas. Y más importante aún, te ayudará a crear un mapa claro para resolverlos, así como a desarrollar una estrategia para alcanzar tus metas a largo plazo.

El resto, por supuesto, ¡depende de ti! 🙂

***

¿POR QUÉ NECESITAS UN PRESUPUESTO? (I)

La mayor herramienta de creación de riqueza son tus ingresos, y la mejor manera de aprovechar su poder, no son invirtiendo o ahorrando para la jubilación (aunque esas cosas son importantes); sino creando un presupuesto.

 

Organiza bien los flujos de tu presupuesto y lo demás vendrá solo

Si quieres tener dinero para irte de vacaciones o comprarte una casa, gracias al presupuesto podrás retirar una cantidad mensual para ese fin. Si quieres invertir dinero en un fondo, puedes utilizarlo en tu presupuesto y apartar también una cantidad mensual de tu presupuesto para este fin.

Lo mismo ocurre si tienes deudas y quieres quitártelas de encima cuanto antes. La clave está en incluir las deudas en tu plan de gastos.

Lo triste es que mucha gente piensa que los presupuestos son algo tedioso, aburrido e inservible, pero no se dan cuenta de que son la forma más rápida de conseguir cualquier cosa que te propongas: un viaje, salir de deudas…

Muchas personas no hacen un presupuesto, porque probablemente tengan miedo de lo que se vayan a encontrar. Si alguien ha gastado tanto que se encuentra asfixiado por las deudas y con poco o ningún ahorro, es posible que se avergüence de estar en esa situación.

No caigas tú en esa trampa.

 

Creo firmemente en el poder de los presupuestos

Empecé a controlar mis gastos el día que me di cuenta que destinaba la mayor parte de mi dinero a pagar el crédito de un coche nuevo que no utilizaba y no me permitía hacer otras cosas que me gustaban, como viajar por el mundo.

A partir de entonces, mi vida cambió. Conseguí la mayoría de objetivos que me he propuesto y sobre todo paz mental.

A pesar de que disfruto haciendo números, la razón principal por la que estoy tan enamorada de la palabra presupuesto es porque funciona de verdad.

  • Tuvimos una preciosa boda con un presupuesto muy ajustado.
  • Conseguí pagar el crédito de mi coche en vez de en 2 años, en 1.
  • Conseguimos ahorrar todos los años para hacernos un gran viaje en familia sin que afecte a nuestra economía.

El secreto no está en ganar mucho dinero. De hecho, mis ingresos no son muy altos. Sin embargo, he conseguido todo esto, gracias a que planifique mi presupuesto. ¡He conseguido que lo imposible, se hiciera posible!

 

Un presupuesto es tu hoja de ruta financiera

Me gusta pensar en los presupuestos como una «guía» para mi dinero. Sin ella, estaría totalmente perdida, sin saber lo que tengo, lo que puedo gastar y lo que debería ahorrar. Por desgracia, muchos eligen la opción de ir a la deriva por la vida…

Un estudio realizado por Fintonic “El 85% de las fanilias españolas no sabe cómo reducir sus gastos, pero es que solo 2 de cada 10 controla cuánto y en qué se les va el dinero”. Eso significa que el 80% de los españoles vive de forma inconsciente. Se quejan por las deudas de tarjetas de crédito, hipotecas, préstamos personales, y otros problemas; pero no se paran a analizar el problema y organizarse sus finanzas.

¿En qué situación te encuentras tú? ¿En la parte de la minoría que tienen un presupuesto personal o en la parte de los que no?

Si eres de lo que dices que no quieres sentirte limitado por una hoja de cálculo que te diga lo que puedes y no puedes hacer, que la vida ya tiene muchas limitaciones, bla, bla, bla…

Entonces… por favor, responde a estas preguntas:

  • ¿Tienes alguna meta financiera que te gustaría conseguir? ¿Unas vacaciones en familia? ¿Un coche nuevo? ¿Comprarte una casa en lugar de estar de alquiler?
  • ¿Te gustaría llegar a fin de mes sin agobios?
  • ¿Te gustaría saber que tienes dinero suficiente para pagar tus gastos principales y dejar de sentirte culpable por cada compra?

Es muy difícil hacer todo esto sin un presupuesto. Y sinceramente, cuando te organizas y lo haces, obtienes mucha más libertad de la que crees.

Un presupuesto para controlar tus gastos, te ayudará a sobrellevar los imprevistos y que nada te pille por sorpresa. De hecho, puedes anticiparte a futuros gastos o tener algún objetivo concreto, apartando una cantidad cada mes para ese fin.

Básicamente, tener un presupuesto sirve para:

  • Saber en qué se va el dinero.
  • Priorizar los gastos.
  • Reducir o eliminar las deudas.
  • Apartar alguna cantidad todos los meses para ahorrar, teniendo en cuenta los objetivos a largo plazo.
  • Acumular un fondo para emergencias.
  • Vivir dentro de nuestras posibilidades, con la tranquilidad que esto supone.
  • Hacer previsiones de futuro.
  • Llevar un seguimiento y control para no desviarnos.
  • Evitar discusiones de pareja.
  • Etc…

Por otro lado, si tus ingresos o gastos cambian, no hay problema, porque los presupuestos son muy versátiles y puedes adaptarlo a tus nuevas necesidades o planes futuros. Tú decides.

¿Te suena bien?

Es el momento de empezar a controlar tu dinero y tu vida… ¡No lo dejes más!.

Quizás todavía te queden dudas sobre las ventajas de crearte un presupuesto y controlar tus gastos.

Por eso, te animo a dar el siguiente paso y continuar con la serie. En las próximas semanas, hablaré de cómo realizar el seguimiento de nuestros ingresos, qué hacer con los gastos, cómo configurar una hoja de presupuesto y los mejores consejos para mantener unas finanzas saneadas.

Un presupuesto es realmente la herramienta financiera más potente que existe… solo hay que saber cómo usarlo. Pero una vez que lo aprendas, no querrás volver atrás 😉

 

“La planificación a largo plazo no es pensar en decisiones futuras, sino en el futuro de las decisiones presentes” (Peter Drucker)

 

***

¿Estás listo para cambiar tu vida? ¡Estaré aquí para ayudarte con cualquier pregunta que tengas!

¿Tiene un presupuesto? ¿Qué ventajas e inconvenientes le ves?

Opt In Image
SUSCRÍBETE
Recibe GRATIS la Guía Financiera Familiar

Un plan paso a paso para dar a tu familia todo lo que necesita.

Todo lo que me hubiera gustado saber cuando empecé mi familia.

¡Y es gratis!

 

Pin It on Pinterest