como ganar control sobre tu dinero

¿Alguna vez te has sentido desmotivado, perdido o cansado? Yo también he tenido que luchar por el dinero muchas veces…

Cuando tenia unos 20 años, tenia una total falta de autocontrol del dinero. Mis emociones gobernaban mi vida y mi dinero.

Cuando empecé a trabajar y me independicé tuve que trabajar duro para conseguir organizar mis finanzas y poder conseguir todo aquello que deseaba sin tener que endeudarme.

Hoy en día, tengo una familia de cuatro (una esta por llegar :-)), que estamos tratando de vivir sin deudas y organizándonos las finanzas para poder hacer todo lo que deseamos hacer aún. Estamos luchando por 1) ahorrar más para la jubilación, 2) viajar más, 3) ser libres financieramente.

 

El dinero no es el fin, sino un medio

El dinero es una herramienta que podemos y debemos controlar, pero al igual que con cualquier cosa en la vida, cuando lo mantenemos en piloto automático demasiado tiempo, al final, solemos perder el control del mismo.

Cuando empieces a tratar tu dinero como una herramienta, obtendrás nuevos resultados financieros, así como un impacto espiritual y emocional con respecto a la administración de tu dinero.

  • El impacto financiero ocurre cuando tomas el control de tus finanzas y empiezas conocer dónde se va tu dinero. Pasarás de una sensación de frustración por no poder hacer frente a todos los gastos a una sensación de que quizás el dinero que ganas es suficiente e incluso, ¡puedes ahorrar!
  • Obtendrás un impacto espiritual porque, al tomar el control sobre tu dinero y usarlo sabiamente, experimentarás una sensación de paz mental. Ahora tienes un plan y una dirección. Siempre me acuerdo de todas las malas decisiones que tomé con respecto al dinero. En muchas ocasiones, he comprado cosas sin analizar lo que me costaría realmente. Esto me llevó a tener que repensar mis finanzas y hacer un nuevo plan.
  • Obtienes un impacto emocional porque ahora te sientes organizado. Es un sentimiento parecido a cuando organizas un armario. Esa sensación de limpieza, de espacio y trabajo bien hecho. Empezarás a sentirte resolutivo, tu estrés disminuirá y tus relaciones mejorarán.

No debe ser algo puntual

Hay diferentes situaciones y etapas en la vida que demandarán diferentes acciones con tu tiempo y dinero. Por eso, es importante recordar que tomar el control de tu dinero es un proceso que hay que hacer a lo largo del tiempo, no hacerlo como algo puntual o porque haya surgido un imprevisto.

Manejar bien tu dinero, no ocurrirá de la noche a la mañana. De hecho, pasarás el resto de tu vidas trabajando y volviendo a trabajar para tener el control de tus finanzas.

Cuando ocurren cambios en la vida, que afectan la forma en la que manejas tu dinero, puedes caer en la mentalidad de “víctima” y pensar que estás teniendo mala suerte y no puedes hacer nada para remediarlo.

O puedes ponerte de pie y hacer un plan.

Una de mis citas favoritas es la siguiente…

“Pensar no va a superar el miedo, sino la voluntad de acción.”W. Clement Stone

La acción es lo que mantiene el miedo lejos y es lo que literalmente, hace que las cosas sucedan. Así que si te encuentras luchando con algo (ya sea dinero u otra cosa), siéntate, haz un plan, y lo más importante, ¡llévalo a cabo!

 

¿Cómo mantenerlo en el tiempo?

El mayor problema con el hecho de tomar el control del dinero y tener un plan es apegarse a él. La mayoría puede crear un presupuesto, pero muchos luchan por mantener el rumbo. ¿Por qué? Porque, requiere mucha disciplina y la disciplina toma mucho tiempo y mucho trabajo duro.

Entonces, ¿cómo se consigue ser fiel al plan que te has propuesto?…

Momento “Dinero 

Una buena forma de iniciar el proceso de tomar el control de nuestras finanzas es establecer una rutina. Puedes empezar con dedicar solo unos minutos cada día a revisar tus finanzas. Lo llamaré “Momento Dinero”.

Yo empecé así también, pero ahora solo lo hago unas cuantas veces a la semana. Con el tiempo, me he vuelto más consciente de mis hábitos de gasto, del dinero que me puedo gastar y, por supuesto, del presupuesto que tengo establecido.

En tu Momento Dinero, puedes hacer lo siguiente:

  1. Revisa el saldo y los movimientos de tu cuenta bancaria.
  2. Compara tus gastos (si pagaste algo con tarjeta, observa la actividad bancaria de ese día y si pagaste con efectivo, revisa los recibos) con lo que tenias previsto.
  3. ¿Has gastado de más o te has mantenido dentro de tu presupuesto?
  4. ¿Tienes facturas pendientes?
  5. ¿Necesitas reajustar tu presupuesto? Si es así, hazlo ahora.

Es importante tener en cuenta que si tienes pareja, debes asegurarte de involucrarle en ese momento. Quizás, al principio os cueste un poco más de tiempo, pero una vez que te acostumbras, solo os llevará un minuto.

Si estás empezando, en este post te cuento cómo hablar de dinero efizcazmente con tu pareja.

 

Pero, ¿qué pasa si siempre estoy revisando mi presupuesto?

Sé lo que se siente cuando vives angustiado por no querer gastar de más o sentirte atrapado por querer ceñirte a lo que te has planteado. Esto no es necesario. Quizás, debas revisar tus gastos y analizar qué es aquello que te hace gastar.

Todos tenemos uno, incluso lo más ahorradores. Controlar el gasto se hace más fácil una vez que identifiques cual es tu desencadenante.

Yo tuve diferentes desencadenantes: el hecho de estar acompañada con amigos, me incitaba a compra más (y más cosas inútiles); cuando estaba estresada me compraba ropa para animarme o me compraba cualquier nuevo libro simplemente para leérmelo, algun día…

En realidad, estaba tratando de evitar enfrentarme a una situación concreta y compraba para sentirme mejor. Ni siquiera puedo decirte que todo aquello me hiciera sentir mejor, pero por un momento, así lo creía.

¿Alguna vez ha oído hablar de la “terapia de las compras”? Si te encuentras en una situación similar, y usas las compras como una forma de lidiar con problemas personales, he creado una guía para ayudarte a dejar de Gastar.

Concretamente en este post, puedes encontrar información para ayudarte a identificar la razón que te impulsa a gastar.

 

Utiliza el efectivo

Después determinar las situaciones o momentos que te hacen gastar, es el momento de evitarlas o en su defecto, empieza a pagar en efectivo. Esto te pondrá límites a cuánto puedes gastar.

El problema con las tarjetas de débito y de crédito es que perdemos la “conexión” con el dinero. Por otro lado, con el dinero en efectivo, podemos ver como se va de tu mano o de tu cartera.

 

Haz un presupuesto que te funcione

No hay una respuesta correcta o incorrecta a la hora de hacer un presupuesto. Se trata de un proceso de prueba y error en el que tendrás que descubrir qué es lo que te funciona. Lo importante es hacerlo real, crear el habito de revisarlo y ceñirse a él.

Si te gusta el papel, utilízalo. Si te gustan más las apps o las hojas de cálculo, pues utiliza esto otro. use eso. Tu decides.

Cuando se trata de tomar el control de tus finanzas, lo mejor que puedes hacer es seguir intentándolo. Los primeros meses van a ser difíciles, pero con el tiempo, disciplina y perseverancia tendrás éxito.

***

¿Has experimentado algún logro con respecto al control de tus finanzas últimamente? ¿Cuál es tu consejo para ayudar a otros a seguir sus presupuestos? ¡Me encantaría conocer tu experiencia!

Opt In Image
SUSCRÍBETE
Recibe GRATIS la Guía Financiera Familiar

Un plan paso a paso para dar a tu familia todo lo que necesita.

Todo lo que me hubiera gustado saber cuando empecé mi familia.

¡Y es gratis!

 

Pin It on Pinterest