Esta es esa época del año en que las mayoría de las personas recibimos los reembolsos de Hacienda. Tal vez ya hayas recibido el tuyo o, como yo, todavía lo estés esperando. O tal vez todavía tienes que presentar la declaración. (Si es tu caso, ¡estás a tiempo! La fecha límite es el 1 de Julio)

Sea el que sea tu caso, la devolución de impuestos es una buena oportunidad para hacer grandes progresos hacia alguno de tus objetivos financieros.

Entonces, ¿cómo puedes aprovechar al máximo ese dinero? A continuación, te muestro ocho ideas que pueden ayudarte a asegurar tu base financiera y avanzar hacia el futuro.

Por cierto, estas mismas ideas pueden aplicarse cada vez que obtengas dinero extra. Podría ser una bonificación, un regalo, algún ingreso adicional, ganancias de una venta, una herencia o algo más.

No importa el origen, puedes volver a esta lista cuando no estés seguro de cómo hacer que ese dinero extra trabaje para ti.

1. Comienza con tus metas personales.

Si bien hay muchas cosas que podrías hacer con ese dinero extra, el movimiento correcto o la combinación de movimientos siempre dependerán de tus objetivos personales.

Entonces, antes de que hagas algo, empezaré dando un paso atrás y recordándote qué es exactamente lo que estás tratando de lograr. ¿Por qué es importante el dinero para ti? ¿Qué oportunidades deseas que cree para ti y tu familia? ¿Qué tipo de vida estás tratando de construir?

Si aún no conoces las respuestas a esas preguntas, lee el siguiente post para ayudarte a obtener algo de claridad: Cómo establecer metas financieras.

La planificación financieraconsiste en crear una vida feliz y saludable para ti y tu familia, tanto ahora como en el futuro. Recordarte exactamente lo que eso significa para ti, te ayudará a tomar mejores decisiones financieras.

2. Construir un fondo de emergencia

Un fondo de emergencia es simplemente dinero, puesto en una cuenta de ahorro, disponible para lo inesperado. Y tiene dos propósitos importantes:

1. Proporcionar seguridad, en el sentido de asegurarte que haya efectivo disponible para emergencias y otros gastos inesperados.

2. Proporcionar la flexibilidad para hacer cosas como cambiar de trabajo, cambiar a un solo ingreso o iniciar un negocio, porque tienes los ahorros para superar los inevitables obstáculos en el camino.

Su reembolso de Hacienda es una gran oportunidad para reforzar tu fondo de emergencia. Aquí hay más información sobre cómo hacerlo: una guía completa para crear tu fondo de emergencia.

3. Pagar deudas

El uso del dinero extra para pagar una gran parte de la deuda de tarjetas de crédito, préstamos personales, préstamos de automóviles o cualquier otra deuda, puede proporcionar un gran impulso a tus finanzas.

En primer lugar, es una gran inversión. Si tienes una tarjeta de crédito que te está cobrando el 7%, cada euro adicional que deposites en esa deuda te otorga una devolución inmediata y garantizada del 7%. Eso es difícil de superar.

En segundo lugar, te ahorra dinero. Menos deuda significa menos intereses, lo que significa más dinero en el banco.

Tercero, estarás más cerca de poder deshacerte de la obligación financiera que tienes con tu prestamista. Una vez que esa deuda se va, ya no tienes la obligación de dedicar una cantidad fija de horas de trabajo a pagarla, lo que te da más libertad para gastar tu tiempo y tu dinero como te plazca.

Pagar una deuda con intereses altos, que generalmente defino como cualquier deuda con una tasa de interés del 6% o superior, es una decisión especialmente buena. Honestamente, es difícil de superar en términos de eficiencia y eficacia.

4. Contribuir a un Fondo de Inversión

Si aún no has empezado a invertir , como se suele decir: “Nunca es tarde, si la dicha es buena”.

Invertir la devolución de Hacienda en fondos indexados, puede ser un buen destino para tu dinero.

Puede ser el paso que te ayude a ahorrar un poco mas cada mes. Si eres capaz de ahorrar una cantidad de dinero al mes y destinarla a la inversión, con el paso del tiempo verás cómo ha aumentado tu capital sin ningún esfuerzo extra del propio esfuerzo de ahorrar.

Invertir tu dinero lo puedes tomar desde el punto de vista de crear un colchón económico para posibles emergencias en el futuro. Mientras tu dinero invertido crece puedes tener la tranquilidad de poder utilizarlo en algún momento necesario, como un gasto inesperado o la pérdida del trabajo.

Si aún no sabes lo que es, se trata de fondos de inversión que replican un índice bursátil de forma automática (sin que un gestor experto tome decisiones).

Creo que los fondos índices son la mejor forma de invertir mi dinero porqué es fácil y requiere poco tiempo. Es relativamente sencillo de gestionar y una vez configurado bastará con que lo mires pocas veces durante el año. Además, es económico, porque los fondos indexados tienen la gran ventajas de ofrecer comisiones muy bajas a los inversores. 

5. Financiar gastos futuros

Hay todo tipo de cosas en las que puede querer o necesitar gastar dinero en un futuro próximo, y la devolución de Hacienda podría ser una buena oportunidad para financiarlos.

Tal vez estés tratando de ahorrar para la entrada de una casa. O tal vez tu hogar actual va a necesitar algunas reparaciones en un futuro próximo. O tal vez te gustaría poder viajar para ver a amigos o familiares.

Cualquier gasto futuro grande será más fácil de manejar con un gran aporte de efectivo.

6. Regálate algo

Si tus grandes objetivos ya están en el camino correcto, entonces deberías sentirte absolutamente libre de utilizar al menos parte de ese dinero en algo para ti. 

Planea una escapada de fin de semana. Sal a un restaurante elegante. Compra la máquina de café que siempre has querido.

Se supone que el dinero te hace feliz, después de todo. Entonces, si tu base financiera ya está segura y ya estás logrando un buen progreso hacia tus metas futuras más importantes, continúa y gástatelo en algo que disfrutes.

7. Dónalo 

Tan importante como es centrarse en la salud y la felicidad tuya y de tu familia, hay muchas otras personas a las que también podrías ayudar.

Si ya tienes lo suficiente para satisfacer las necesidades de tu familia, siempre podrías considerar usar ese dinero extra para apoyar una o más causas en las que creas. Es una excelente manera de hacer algo bueno en el mundo, e incluso hay evidencia científica de que puede aumentar tu propia felicidad también.

8. Considera ajustar tu retención

Si la devolución que recibes es realmente grande, podrías considerar ajustar tu retención para que te retiren menos de tu nómina, de modo que puedas poner ese dinero para que trabaje, un poco antes.

Desde el punto de vista de las matemáticas puras, esta estrategia tiene mucho sentido. En pocas palabras, es mejor que ganes intereses por ese dinero ahora que esperar hasta el próximo año para obtenerlo.

Pero es más complicado desde el punto de vista del comportamiento. Porque también estás mucho mejor esperando a obtener otra gran ganancia el próximo año y hacer algo productivo con eso, en vez de gastarlo lentamente cada mes.

Entonces, si decides ajustar tu retención para aumentar tu salario neto, solo asegúrate de tener un plan firme para hacer algo productivo con ese dinero extra. Automatizarlo a una cuenta de ahorroses una manera fácil de ponerlo en funcionamiento y garantizar que te ayude a alcanzar tus metas.

¡Saca lo mejor de ti!

Donde sea que te encuentres en este momento, el dinero extra que recibas es una gran oportunidad para hacer grandes progresos hacia tus objetivos personales y financieros más importantes.

***

Espero que la lista de arriba te ayude a aprovecharla al máximo. Y si tienes alguna pregunta, no dudes en preguntar en los comentarios. ¡Estaré encantada de ayudarte! 😉

Opt In Image
SUSCRÍBETE
Recibe GRATIS la Guía Financiera Familiar

Un plan paso a paso para dar a tu familia todo lo que necesita.

Todo lo que me hubiera gustado saber cuando empecé mi familia.

¡Y es gratis!

 

Pin It on Pinterest