7 métodos seguimiento dinero

Hay infinidad de métodos para hacer un presupuesto o hacer seguimiento de tu dinero. Algunos son mas simples y otros son más complicados.

Encontrar el método que te vaya bien, es una tarea difícil, que consistirá en probar varios hasta encontrar el adecuado para ti.

Para mi, la definición de presupuesto sería “el acto de hacer seguimiento de tus finanzas, con el objetivo de no gastar demasiado o demasiado poco“.

Simple.

 

Demasiado o muy poco

¿Qué quiero decir con demasiado o demasiado poco?

Si utilizas el método de otra persona y lo aplicas a tu vida, es probable que casi termines gastando demasiado o demasiado poco en ciertas áreas de tu presupuesto.

La vida de cada uno es diferente y es importante elegir un método que se adapte a tu estilo de vida.

Por eso, hoy conoceremos los mejores métodos disponibles para que puedas elegir el mejor para ti.

 

Los 7 mejores métodos para hacer el seguimiento de tus finanzas

Como he dicho, hay muchas maneras de hacer un presupuesto, pero estos son los mejores:

 

FORMULA DEL DINERO EQUILIBRADO

Este método, popularizado por Elizabeth Warren y Amelia Tyagi, también se conoce como el método 50-20-30.

La idea es gastar:

  • El 50% de tu ingreso total en tus gastos fijos o necesidades básicas. Es decir, la hipoteca, utilidades, ropa, comestibles, gas u otro transporte, atención médica. Cosas imprescindibles para vivir.
  • El 20% en el ahorro de objetivos futuros. Es decir, jubilación, fondos de emergencia y amortización de deuda.
  • El 30% en los gastos variables o deseos. Es decir, casi todo lo demás, TV por cable, internet, comida, ropa, vacaciones, etc.

 

Este método es muy simple de mantener. Por ello, creo que es uno de los mejores métodos para cubrir con tu salario, tus necesidades, gustos y además, crear un ahorro.

 

¿Para quién es este método?

El objetivo de este método es NO asignar una cantidad determinada para cada categoría del presupuesto.

En este caso, tan solo tienes tres categorías de las que preocuparte, en lugar de una docena.

Por tanto, si te gusta lo sencillo, o estas cansado de los método tradicionales, este método es para ti.

 

Inconvenientes

Con este método, no se especifica el dinero que te gastas en cada categoría. Por eso, puede ser fácil gastar más en unas partidas y menos en otras.

Por ejemplo, puede que te gastes mas en comida y olvidar que necesitas mas dinero para transporte. Al no llevar el control de cada partida, puede que el presupuesto sea desequilibrado.

Para remediar esto, recomiendo sobrestimar o aportar algo más de dinero en cada partida para tener mayor margen de maniobra.

De esa forma, puedes mover libremente el dinero a la categoría que se necesite más.

 

SOLO EFECTIVO

Eso es exactamente de lo que se trata. También, llamado “sistema de sobres”, donde solo se usa dinero en efectivo para pagar los gastos. ¡El plástico no tiene cabida aquí!

Lo que tienes que hacer es asignar una cantidad de dinero a cada categoría de gasto. Es decir, retiras el dinero en efectivo de tu cuenta bancaria y lo repartes entre los diferentes sobres para cada categoría.

Por ejemplo, si has asignado una cantidad de 400€ al mes para gastártelo en el super, tienes que sacar ese dinero del banco y depositarlo en un sobre etiquetado como “Comida”.

Es bastante sencillo.

 

¿Para quién es este método?

Si eres de los que gastan mucho, esta es una buen forma de mantenerte bajo control. Una vez que te has gastado el dinero, ya no puedes obtener más.

Este método requiere que dejes las tarjetas de crédito y la tarjeta de débito en casa. Yo no recomiendo utilizar las tarjetas de crédito ni para emergencias, pero si lo necesitas en algún momento, asegúrate de que se trata de una emergencia real.

Este método también es bueno para aquellos a los que les gusta tener control sobre las categorías presupuestadas y el dinero que se destina a las mismas.

 

Inconvenientes

Al tratarse de dinero en efectivo, siempre existe la posibilidad de que lo pierdas. Quien sabe, se te podría caer y extraviarlo.

Quizás, una buena idea pueda ser para mantener una tarjeta de crédito en tu cartera sólo para emergencias. Aunque debes tener cuidado y no usarla para cosas que no sean emergencias.

 

PRESUPUESTO CERO

Este método a veces viene con el eslogan “da a cada euro un trabajo“. Si escuchas ese término, sabrás que se esta hablando de este método.

El “Presupuesto 0” consiste en destinar TODO el dinero que ganas a algún lugar (gasto o ahorro). Esto no significa que te estés gastando todo tu dinero, ya que también se refiere al dinero que depositas para el ahorro. La idea es que también estás “pagando” esas cuentas de ahorro.

Eso es a lo que se refiere la frase da a cada euro un trabajo.

A una parte de tu dinero le estás dando el trabajo de pagar la factura de la luz, del agua o la hipoteca. Por otro lado, a otra parte de tu dinero le asignas la tarea, por ejemplo, de financiar tu fondo de emergencia.

Cada euro se contabiliza.

Con este método, si ahorras y gastas exactamente lo que asignaste a cada una de las categorías, tu cuenta bancaria no estaría ni en positivo ni en negativo. Simplemente, se quedaría a 0, porque cada euro estaría en su lugar.

Esto es más o menos, lo que aplico yo misma con mi dinero. Te lo explico todo en este post.

 

¿Para quién es este método?

El “Presupuesto 0” es el método definitivo para aquellos que quieren controlar su dinero al detalle. Con éste, decides por adelantado donde gastaras cada euro. En general, no gastaras más dinero, a menos que lo tengas previsto.

Si esto te suena atractivo, quizás este sea el método que estás buscando.

 

Inconvenientes

Este método, quizás, resulte algo lento debido a la cantidad de planificación y seguimiento que necesita. Para llevarlo bien, necesitaras encontrar una manera de registrar cada transacción en el momento en el que suceda y controlar que no te estás pasando del presupuesto.

Si no tienes el tiempo necesario para hacerlo, es muy probable que pierdas el control del dinero que te has gastado. Y probablemente, necesites aun más tiempo para poner al día los movimientos de la cuenta…

En mi opinión, tengo que admitir, que dar cada euro un trabajo puede cansarte fácilmente, ya que con este método no hay margen de maniobra. Todo esta controlado y medido.

 

LA SOLUCION DEL 60%

Al igual que la fórmula 50-30-10, este método utiliza porcentajes para administrar tus finanzas en lugar de cantidades de dinero específicas . Este método fue propuesto por primera vez por el editor jefe de MSN Money, Richard Jenkins.

Este se basa en la afirmación de que hacer un presupuesto es muy cansado por toda la cantidad de trabajo que implica. Por tanto, propone la solución del 60%.

 

Cómo funciona

El 60% de tus ingresos se usan para lo que Richard llama “gastos obligatorios”. Estos pueden ser la hipoteca, comida, ropa básica, pagos del coche, seguros, etc.

La diferencia con la formula 50-30-20, es que TODAS tus facturas se incluyen en esta categoría. También, se incluyen los gastos variables como la televisión por cable, internet, etc. Es decir, las facturas que pagas cada mes.

El 40% restante de tus ingresos se divide en cuatro categorías, con un 10% asignado a cada categoría. Son:

 

  • Jubilación
  • Ahorros a Largo Plazo: Por ejemplo, el fondo de emergencia.
  • Ahorros a corto plazo: Por ejemplo, vacaciones, gastos irregulares, y otros gastos más grandes. La idea es poder usar todo este dinero a lo largo de un año.
  • Dinero para ocio: Dinero para gastarlo en lo que quieras, salir a comer fuera, ir al cine, etc.

 

¿Para quién es este método?

Si eres una persona a la que gusta automatizar las cosas, esta es una excelente manera de incrementar tu ahorros.

Al destinar sólo el 60% de tus ingresos para pagar las facturas, tienes la capacidad de ahorrar mucho más de lo normal. Es casi como cortar tus gastos, de forma artificial, y vivir solo con el 60% de tus ingresos.

 

Inconvenientes

Puesto que ya estás trabajando con porcentajes, puedes caer en la tentación de no hacer el seguimiento de los que gastas. Esto se debe a que con el 60% ya pagas las facturas, ahorras el 30% de forma automática y destinas un 10% a ocio.

Por tanto, no te preocupas de si estás gastando demasiado en alguna categoría.

Para mí, es muy importante hacer un seguimiento de los gastos para saber a donde se me va el dinero. Quizás no quieras preocuparte demasiado por ese 60% de gastos obligatorios, pero al menos, te recomendaría que hicieras el seguimiento del 10% que destinas al ocio para no sobrepasar lo presupuestado.

Por otro lado, puede ser difícil limitar los gastos al 60% de tus ingresos u obtener suficientes ingresos para llegar al punto donde sus facturas se paguen con esa cantidad. Nada es imposible, pero podría ser difícil.

Aquí puedes leer más información sobre este método.

 

PRESUPUESTO SIN PRESUPUESTO

Tal cual.

Lo único que tienes que hacer es revisar el saldo de tu cuenta bancaria. Ni siquiera tienes las necesidad de realizar un seguimiento de tus gastos.

Lo creas o no, esto realmente funciona para algunas personas.

Este método se solapa con la “Solución del 60%”, donde automatizas tus ahorros y te aseguras de que hay suficiente dinero en tu cuenta para pagar todas tus facturas.

El resto del dinero es libre de ser gastado como quieras.

Lo ideal sería que también automatizaras el pago de todas las facturas. De esta manera simplemente tendrías que sumar el importe de todas tus facturas y asegurarte de que el dinero está en la cuenta correcta. Ya está.

 

¿Para quién es este método?

Este método es para aquellas personas a las que realmente no les gusta hacer ni tener un presupuesto.

Si odias los números o el hecho de tener que dedicarle tiempo a administrar cada euro, este es tu método. Requiere muy poco trabajo y un escaso o muy poco seguimiento de tus gastos.

Admito que, aunque soy una fanática de las finanzas personales y me gusta mirar mi presupuesto, este método me atrae mucho, sólo por el ahorro de tiempo.

 

Inconvenientes

Puesto que en este caso no realizas un seguimiento de los gastos, este método puede ser peligroso si eres propenso a gastar demasiado o tus ingresos no son muy altos.

Es importante asegurarse de que realmente estás priorizando el ahorro, por si en algún momento gastas de más o aparece una emergencia a la que debas hacer frente. Por esta razón, tener un fondo de emergencia puede ser buena opción.

 

PRESUPUESTO BASADO EN VALORES

Este método se basa en organizar el dinero y gastarlo solo en aquello que valoras. En lugar de preocuparte por cuánto está gastando en categorías específicas.

En este caso, tendrás que anotar donde se te va el dinero para saber si realmente lo estas gastando según tus valores.

Así que si valoras los viajes, escríbelo en una lista. Si valoras desayunar todos los días con un delicioso café o deseas una nueva cocina, escríbelo también.

Gracias a ello, gastarás el dinero solo en aquello que tengas en tu lista.

 

¿Para quién es este método?

Este método es bueno para aquellos que ya muy conscientes y disciplinados con sus gastos. Es para aquellos que disfrutan ahorrando de forma natural.

Recomiendo este método si no quieres emplear mucho tiempo en realizar un seguimiento de tus gastos, pero tampoco quieres llegar tan lejos como el método “Sin presupuesto“.

El presupuesto basado en valores es un método que puede ser mejor para un nivel alto nivel de ingresos.

 

Inconvenientes

Si realmente no te gusta ahorrar y te gusta gastar el dinero en todo lo que quieras, este método no es para ti.

Antes de probar esta metodología, es muy importante, averiguar cuales son tus verdaderos valores.

Por ejemplo, quizás creas que valoras tener una vivienda propia y estés ahorrando para ello. Para luego darte cuenta de que lo que tu quieres realmente es irte de viaje por el mundo sin ninguna atadura…

Determinar lo que realmente valoras en la vida, puede ser una buena forma de cambiar tu mentalidad y organizar tu dinero y tu vida de una forma más eficiente para ti.

 

PRESUPUESTO BY YOURSELF

Este es el método que uso.

Mi presupuesto es una combinación de varios métodos. Yo utilizo pequeñas ideas de casi todos los métodos que he descrito en este post.

Con el fin de crear un presupuesto propio, primero tienes que hacer algunas pruebas y aprender acerca de los diferentes métodos que existen para hacer el seguimiento de tus finanzas.

También es importante saber, cual es el objetivo de tener un presupuesto y qué es lo que quieres conseguir, para establecer el mejor método para ti.

Por ello, hoy te he traído los mejores métodos con los que yo misma me he encontrado, para ¡¡ayudarte a dar el primer paso y crees tu propio método!!

***

Tu turno, ¿qué método de presupuesto utilizas? ¿Crees que me he olvidado de algo de alguno de los métodos anteriores? ¡Cuéntanos!

Opt In Image
SUSCRÍBETE
Recibe GRATIS la Guía Financiera Familiar

Un plan paso a paso para dar a tu familia todo lo que necesita.

Todo lo que me hubiera gustado saber cuando empecé mi familia.

¡Y es gratis!

 

Pin It on Pinterest