5 formas de mantenerse enfocado

¿Alguna vez has estado sentad@ en frente del ordenador tratando de pagar una factura cuando te sorprende un aviso de Facebook en tu móvil?

Así que, te metes en Facebook para ver de qué se trata…¡No vaya a ser algo importante!

Ves que es el cumpleaños de uno de tus amigos, ¡casi se te olvida!… y luego te entretienes un poco más, das varios “me gustas” por ahí…

Después, ves una oferta fabulosa de una tienda de ropa que te encanta…Con un descuentazo en ese artículo que te encanta…

Por lo que sacas tu tarjeta de crédito para comprarlo, pero luego…

¡Recuerdas que, en realidad, te sentaste frente al ordenador para pagar la factura, no para comprarte nada!

¡Oh no, yo no! Eso nunca me pasa.

Es una broma. Esto me pasa muchas veces.

Me distraigo mucho: por mi hija, mi pareja, mi lista de tareas pendientes…

A veces me siento como si me tiraran en diferentes direcciones, mi atención se dispersa y al final, no consigo hacer lo que tenía propuesto.

 

Por qué es tan importante concentrarse

Según un artículo publicado por Psychology Today, tu productividad puede caer hasta un 40% cuando hacies varias tareas a la vez. No sé tú, pero mi tiempo es limitado y necesito ser lo más productiva posible.

Muy a menudo, ser multitarea o estar siempre ocupado, se ve como algo bueno. Sin embargo, me he dado cuenta de que ser un “multitasker” no significa que seas más productivo y estés centrado en muchas cosas. En realidad, significa exactamente lo contrario.

Cuando hacemos diferentes cosas a la vez podemos sentir que estamos avanzando porque estamos haciendo la cena, respondiendo correos electrónicos y escuchando un podcast al mismo tiempo, etc. En realidad, no estamos haciendo nada bien. No podemos pensar bien, porque estamos con demasiadas cosas.

 

Centrarse en 5 áreas

No pretendo tener todas las respuestas, pero puedo decir que estoy trabajando muy duro para corregir algunos malos hábitos que tengo en cuanto a distracciones se refiere. Especialmente con las distracciones en internet.

Mi nueva palabra favorita es FOCO.

Aquí te cuento la forma en la que estoy consiguiendo centrarme en las cinco áreas principales de mi vida. Si te encuentras en una situación parecida, quizás mi experiencia te sirva de ayuda a ti también.

 

  1. Familia

Antes, cuando pasaba tiempo con mi marido y mi hija, estaba físicamente presente, pero mi cerebro estaba pensando en otra cosa: ¿Puse la lavadora? ¿Descongelé el pollo para la cena? ¿Hice esa transferencia? ¿Qué pagos me vienen ahora?

En aquellos momentos, no me centraba en lo que estaba haciendo, lo cual me estresaba mucho. Sobre todo, los fines de semana. Me estaba empezando a sentir fatal, ya que dábamos el 110% toda la semana y el fin de semana, nos apetecía descansar. Por desgracia, mi hija no entiende el significado de descanso 😛

Para liberar estrés, decidimos planificarnos mejor.

Durante la semana, nos organizamos para hacer la mayoría de las tareas de la casa: poner lavadoras, tenerlo todo recogido, etc. Durante el fin de semana, dedicamos algunas horas, del sábado o el domingo, a recoger lo que haya quedado o a limpiar el baño.

Aprovechamos el tiempo en que la niña está desayunando, distraída con los dibujos o jugando a algo en su habitación.

El resto del tiempo, salimos fuera con amigos o a alguna actividad divertida.

 

  1. Trabajo

Suena tonto decirlo, pero toda nuestra vida está compuesta de días. Y, si queremos conseguir nuestros objetivos, tenemos que usar nuestros días para llegar a ellos.

Por ejemplo, tengo el objetivo de incrementar mi lista de suscriptores y conseguir ayudar a 1000 personas con sus Finanzas Personales.

Este año cumplo los 30, y me encantaría conseguirlo. ¡Sería un buen regalo! Pero sé que esto no va a caer del cielo. Por lo tanto, si quiero que algo cambie en mi blog, necesito trabajar diariamente en esa meta.

Para ello, me he comprometido a publicar contenido cada semana y conseguir aportar más valor a los lectores. He creado un calendario editorial para varios meses. De esta forma, sé el trabajo que tengo que hacer cada día y evito que la vorágine de tareas urgentes diarias me absorba.

Lo mismo puede aplicarse en tu caso. ¿Quieres cambiar radicalmente de carrera y trabajar como enfermera? Entonces, tienes que dar un paso toooodos los días hacia esa meta. Aunque sea algo tan simple como buscar clases nocturnas en tu ciudad. ¿Quieres adelgazar y mejorar tu salud? Empieza informándote, lee blogs, libros, escucha podcast sobre alimentación saludable y ejercicio.

Cada día tomamos decisiones que afectaran el resto de nuestra vida. Cada día es una oportunidad nueva para acercarte más hacia tus metas.

 

  1. Finanzas

Ah, las finanzas. Bueno, este es un blog de finanzas personales, ¿no? ¡Este tema no podía faltar!

En esta área tengo un nuevo objetivo: conseguir ingresos pasivos. Un ingreso pasivo consiste, como explica Ángel Alegre de Viviralmaximo.net, en “crear un sistema que genere dinero y que ese sistema se gestione de la forma más automática posible”.

En el blog de Agustin Grau puedes encontrar un montón de ideas para conseguirlos y me he propuesto conseguir alguno de ellos. Por ejemplo, comprar un inmueble para alquilarlo.

Tener ingresos adicionales a un empleo:

  • Puede actuar como colchón en caso de perder mi trabajo.
  • Me permite diversificar para evitar riesgo. Tener solo un ingreso es muy arriesgado.
  • Me permitirá ahorrar más y, por lo tanto, alcanzar más rápidamente la libertad financiera.

Esto requiere de una gran inversión, por eso necesito planificarme para conseguirlo a largo plazo.

Realmente, si quieres enfocarte más en tus finanzas o convertirte en una de esas “personas” que simplemente maneja bien su dinero, tienes que saber dónde va tu dinero.

Por eso, he tenido que revisar mis gastos y mis ingresos, para saber si puedo conseguir mi objetivo. Dentro de poco daré a luz y mi situación financiera, cambiará. Sí, tener hijos cuesta dinero.

Entonces, ¿cómo lo haré? Analizaré de qué parte de mis ingresos puedo disponer y automatizaré una transferencia cada cierto tiempo, para el ahorro de esa meta. Así, según reciba dinero en mi cuenta se hará una transferencia automática a la cuenta de ahorro sin que me dé tiempo a pensar.

**Tu también puedes hacer el seguimiento de tus gastos e ingresos con la tabla de Excel que regalo a los suscirptores. Si por el contrario te gusta más el papel, puedes obtener imprimibles aquí. Si eres más de apps, en este post te descubro algunas con las que hacer el seguimiento de tus finanzas.

 

  1. Salud

Tener hijos te cambia la vida. No te voy a contar nada que no sepas. Tus obligaciones crecen y de la noche a la mañana tienes a alguien que depende de ti para todo. No es fácil. Sobre todo, al principio.

Todavía tengo días en los que me veo superada por el estrés, pero puedo decir que mi vida y mi salud mental han mejorado bastante desde entonces. El hecho de que mi hija tenga ya tres años y sea más independiente, me ha ayudado bastante. Ahora está muy graciosa y creo que la estoy disfrutando mucho más que al principio.

A algunas madres les encanta tener hijos pequeños y todo lo que ello conlleva. En mi caso, creo que me gusta más cuando son más mayores. Soy una persona bastante independiente y me gusta que mi hija también lo sea. La vida no es siempre fácil cuando se tienen los hijos pequeños.

Para superar las dificultades he echado mano de la meditación. Los beneficios de meditar son innumerables: me hizo estar más tranquila, enfocada y no dejarme llevar por los sentimientos negativos. Mejoró la relación conmigo misma, con mi hija y con los demás.

Por otro lado, quiero enfocarme en hacer más ejercicio. Mi tiempo es limitado, pero eso no es excusa para no hacer nada. Además, no hace falta gastarse una fortuna para estar en forma. He decidido dejar el coche para ir a cualquier sitio andando (siempre que sea posible, claro).

Al igual que con las finanzas, nunca sabemos en que gastamos el tiempo hasta que no lo medimos. Gracias a la aplicación Toggl, he conseguido analizar en qué gasto mi tiempo. Ahora utilizo los tiempos “muertos”, como por ejemplo, cuando estoy hablando por teléfono, para andar o hacer sentadillas.

 

  1. Pasiones

Por último, la última categoría en la que quiero enfocarme más son en mis aficiones. Por ejemplo, una de mis grandes pasiones son los idiomas.

Siempre he querido aprender chino. Desde que decidí dejar el coche, aprovecho el tiempo que paso en el transporte público para leer o aprender un nuevo idioma. Me gustan los métodos que te proporcionan la independencia y flexibilidad de elegir. Por eso, hace unos meses que empecé las clases a través de la plataforma de 8Belts.

Aprender nuevos idiomas me da energía y mantiene mi mente activa. Al ser online, puedes hacerlo desde cualquier lugar y en el momento que quieras. ¡Es todo un reto que me hace salir de mi zona de confort!

**Si tienes curiosidad, pincha en este link y podrás probarlo gratis durante 8 días. Si finalmente decides contratar algún mes, tanto tú como yo obtendremos más tiempo de curso gratis. Todos ganamos, ¿no? 😉

También leo mucho más. Es algo que me ha gustado siempre, y es realmente la única manera de aprender.

Trato de leerme, por lo menos, un libro al mes y casi siempre, los compro digitales. Son más baratos, los puedes tener en diferentes dispositivos y no ocupan espacio. ¿Qué más se puede pedir?

***

Soy muy optimista sobre el 2017. Siento que estoy aprovechando más mis días porque me enfoco en lo que realmente es importante para mí. Siento que mis días avanzan y son más productivos.

El tener un plan en el que concentrarme, me ayuda a sobrellevarlos los días malos y a tener un motivo para continuar.

Además, como dice el Mago More, en su libro “Superpoderes del Éxito para gente normal”: “Más vale hacer una mierda de hábito, que no hacerlo”. Lo importante es seguir caminando y seguir con tus objetivos. Aunque sea poco a poco.

¿Cuáles son tus objetivos para este año? ¿Tú también tienes problemas para enfocarte? Comparte tus comentarios abajo. ¡Únete al reto del enfoque! 🙂

Pin It on Pinterest