Ahorra en vacaciones (1)_opt

¿Has hecho ya alguna escapada este año? ¿Estás en plenas vacaciones? o ¿Tienes pensado irte antes de que empiecen las clases?

Para muchos, el verano significa: vacaciones

Llevas todo el año esperando que lleguen esos días libres para irte a ese sitio deseado y descansar. Y hacer todo lo que no has hecho durante los meses de trabajo.

No sé cómo será para ti, pero en mi caso, las vacaciones casi siempre han supuesto un gasto muy importante en mi presupuesto. Crees que lo tenías todo controlado y sin embargo, al final del viaje te encuentras con que has gastado más de lo previsto, en comida, parking, regalos… Pueden parecer cosas pequeñas, pero ¡todo suma!

¡Qué fácil es gastar en vacaciones!

No importa si acabas de empezar a planificar tu próximo viaje, que te encuentres en plenas vacaciones o que estés pensando ya en las próximas, siempre hay tiempo para planificar el dinero que te vas gastar y minimizar los gastos de viaje.

Sé lo que estás pensando… ¡Relax! ¡Son vacaciones!, ¿verdad? ¡Hay que disfrutar!

Ya,… pero disfrutar no es sinónimo de gastar.

 

Aquí te muestro algunos trucos que he ido aprendiendo para mantener los gastos bajo control, y aun así tener unas vacaciones memorables:

 

  • Elije UNAS vacaciones “full equipe”, no cinco. Hay tantas cosas que hacer cuando estás de vacaciones, buceo, parques temáticos, excursiones… ¡sólo por decir unas pocas! Por ejemplo, nos encanta hacernos un gran viaje al año. Nos organizamos bien para aprovechar el tiempo lo máximo posible y hacemos todo aquello que deseamos. Durante el año, hacemos escapadas mas light y procuramos no gastamos mucho, reservándonos para ese viaje. Te aseguro que cuando llega el momento de irnos, la espera merece la pena. Pero cuando eliges sólo unas vacaciones para darlo todo, hace que ese viaje sea más especial.

 

  • Evitar viajar en temporada alta: Cuanta más demanda haya, más subirá el precio. Si quieres viajar a en pleno Agosto o cuando acaban los coles, ten en cuenta que todo te saldrá más caro. La ocupación de los hoteles o apartamentos es mayor y existe una menor oferta cuando es temporada alta. Reserva los vuelos, siempre que sea posible, entre semana, en días poco comunes: martes, miércoles o sábados. Si estas planeado un viaje a un parque temático, ve en días previos a festividades o después de que hayan pasado y evita puentes. No sólo vas a gastar menos en comida, alojamiento y transporte, sino que también evitarás las aglomeraciones típicas del verano.

 

  • Busca y compara: Si estás buscando vuelos baratos, alquiler de coches, u hoteles, o incluso cruceros, utiliza webs como Rastreator o Skyscanner para encontrar los mejores precios. En ellas podrás encontrar un montón de ofertas y elegir la que mas te convenga. También puedes suscribirte para recibir ofertas que te puedan interesar.

 

  • Servicios del hotel incluidos en el precio y sus tarifas: A la hora de crear un presupuesto para las vacaciones, es importante saber exactamente que incluye en el régimen de alojamiento el hotel que hayas elegido. Asegúrate de comprobar si en el precio está incluido el uso de la piscina (toallas, etc), comidas (desayuno, comida o cena), parking, internet, animación para los mas pequeños, etc. Si vas a viajar durante una semana o más, asegúrate de comprobar si el hotel tiene servicio de lavandería. La posibilidad de lavar la ropa a la mitad del viaje, puede permitirte reducir la cantidad que te necesites llevarte. Comer fuera es caro y puede reducir tu presupuesto muy fácilmente, incluso si te has prometido permanecer fuerte. ¡El hecho es que, en general, las personas con hambre suelen tomar malas decisiones de dinero! ;P Evita encontrarte en situaciones en las que no tienes nada que comer y tu única opción es pagar un dineral por una comida que aparenta ser saludable. Para el viaje, lleva cosas que no se derritan o se estropeen con el calor del coche, como los frutos secos, galletas o barras de granola. La mayoría de los hoteles ofrecen un pequeño refrigerador en la habitación. Si no hay uno en su habitación, pregunta con antelación si puedes disponer de uno. Si te has llevado de casa comida para los desayunos, como cereales o pan y mantequilla, llévate también algún cubierto o cuenco en el caso de que el hotel no disponga de ellos.

 

  • Maleta inteligente: En Málaga no hace siempre calor. Galicia no es siempre fría. Llevarte suficiente ropa para estar preparado para cualquier tipo de clima, pero sin pasarse, ¿eeh? No hace falta que te lleves todo el armario. Esto te evitará tener que comprar ropa en destino, en el caso de que el tiempo no sea el que esperabas. Lleva ropa que sea versátil y ponible en diferentes situaciones. Llévate una chaqueta y un paraguas en caso de que den lluvia. Para los niños, lleva ropa bonita y cómoda, preferiblemente en colores oscuros, que son mas sufridos y no se ve la suciedad con tanta facilidad. Cuando tienes que hacer la maleta para muchas personas, ¡es fácil olvidar lo esencial! Haz una lista para cada una, y no te olvides de incluir los bañadores, ropa interior, los pañales (si es necesario), protector solar, cepillos de dientes, pasta de dientes, y otros artículos de aseo que vayáis a necesitar…

 

  • Viaja por carretera: Si vuestro lugar de vacaciones está cerca, dentro de lo posible, elige viajar por carretera en vez coger un avión. Sí, tardarás más en llegar, pero si vais en familia os puede salir mucho más barato, que si viajáis en avión. Además, viajar en el coche no tiene por qué ser aburrido o una pérdida de tiempo. Podéis jugar a algún juego, contar historias, recuerdos, parar en alguna zona de servicio a descansar, etc. ¡Al final, el llegar al destino se convertirá en otra de las cosas divertidas que haréis en vacaciones! XD

 

  • Souvenirs prácticos. Escoge bien tus recuerdos. Los típicos souvenirs baratos, no son siempre el mejor recordatorio de tu viaje. Estos se van acumulando en casa y se convierten en un montón de trastos inútiles que solo ocupan espacio. Busca opciones que tengan una doble función. Esto quiere decir que sirvan para algo más que para recoger polvo. Una de mis compras favoritas de nuestro viaje a Sri Lanka, fue un pareo de cuerpo entero, pintado por las mujeres locales de la zona. Es muy bonito, y cada vez que me lo pongo para ir a la playa, me acuerdo de lo bien que nos lo pasamos allí.

 

  • No compres mucho en el supermercado. Si te vas de vacaciones a un apartamento que tiene cocina, es buena idea abastecerse de víveres para el desayuno o para algún almuerzo. Pero no compres mucha comida. Algunas veces, comerás fuera y si compras muchas cosas, puede que se estropeen si no las cocinas. Si esto ocurre, habrás tirado el dinero a la basura. Piensa qué vas a comer durante las vacaciones y aprovecha las sobras, también. No es necesario comprar suministros para cinco comidas abundantes, cuando sólo necesitas tres, y puede aprovechar las sobras para el resto de días.

 

  • Ahorra en el ocio: Un poco de planificación previa puede ayudarte a que disfrutes más de tus vacaciones. En el momento en el que sepas tu destino, inscríbete en webs como Groupon o Letsbonus para recibir alertas de las ofertas diarias de la zona a la que vas a ir y así poder beneficiarte de descuentos en restaurantes o actividades que realicen en la zona. Algunas ofertas se pagan por adelantado, así que ten cuidado y no compres demasiado. Si estás pensando en ir de viaje a un parque temático, revisa y compara precios minuciosamente antes de ir. Y recuerda que puedes encontrar mayores descuentos en temporada baja. Los cruceros son buena idea si quieres englobar en un pack el alojamiento, la comida, el entretenimiento e incluso el cuidado de niños, a un precio razonable. Busca las ofertas más interesantes y revisa la letra pequeña.

 

  • Si no te lo puedes permitir, no vayas: Si tus opciones son ir, pero gastándote más dinero del que puedes permitirte, o no ir; lo mejor es que no vayas. No hay nada más estresante que volver a casa con un montón de facturas que no puedes pagar. No importa lo cuidado que seas con tu presupuesto: viajar y, sobre todo si lo haces con niños, cuesta bastante dinero. Si no dispones de mucho presupuesto en este momento, plantéate la opción de hacer unas vacaciones en casa. Hay un montón de cosas que puedes hacer y que no cuestan casi nada. Aquí te propongo unas cuantas.

 

Antes de hace planes, se honesto contigo mismo y analiza cuáles serán los gastos que tendrás en vacaciones y ve apuntándolos a medida que surjan para ir ajustando la realidad. ¡Descárgate GRATIS este PLANIFICADOR para organizar tus vacaciones y tener todos los gastos bajo control!

***

Recuerda que, por encima de todo, las vacaciones son para divertirse. Trata de pasarlo bien y céntrate en pasar tiempo con los que más quieres, en vez que en recopilar souvenirs.

 

¡¡¡Que tengas felices vacaciones!!!

Opt In Image
SUSCRÍBETE
Recibe GRATIS la Guía Financiera Familiar

Un plan paso a paso para dar a tu familia todo lo que necesita.

Todo lo que me hubiera gustado saber cuando empecé mi familia.

¡Y es gratis!

 

Pin It on Pinterest